Anuncios

¿POR QUÉ SON AGRESIVOS LOS HOMBRES?. Los peligros de la testosterona.

¿POR QUÉ SON AGRESIVOS LOS HOMBRES?

La testosterona es la hormona del éxito, de los grandes logros y la competitividad y, de estar en malas manos (o testículos), puede conver­tir a los hombres o a los animales en seres muy peligrosos. La mayoría de los padres son conscientes de la insaciable necesidad que los chicos parecen tener de ver películas violentas y sangrientas que a sus hijos les encantan y no se cansan de describir al detalle las escenas más agresi­vas. A las chicas normalmente no les interesa este tipo de películas. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Sydney mostró que cuando los chicos se enfrentaban a un conflicto potencialmente agresivo, como una pelea en el patio, el 74 por ciento se decantaba por pronun­ciar palabras o actos físicos agresivos para solucionar el problema, mientras que el 78 por ciento de las chicas intentaban alejarse o negociar la situación. El 98 por ciento de los bocinazos en los semáforos son efec­tuados por hombres, al igual que el 96 por ciento de los robos y el 88 por ciento de los asesinatos. Prácticamente la mayoría de las personas que sufren trastornos sexuales son hombres y, las pocas mujeres que los presentan, poseen altos niveles de hormonas masculinas.

La agresión masculina es la responsable de su hegemonía en la ma­yoría de las especies. A los niños se les enseña a no ser agresivos y se intenta que se aparten de la conducta violenta, pero es un rasgo mas­culino y, por lo tanto, no se debe intentar culpar a los condicionantes sociales.

Los estudios realizados a deportistas muestran que su nivel de testosterona es notablemente superior al finalizar la actividad deporti­va que al iniciarla, lo que claramente demuestra que la competición eleva los niveles de agresividad. En los equipos deportivos de Nueva Zelanda, a menudo se puede observar como los participantes bailan la danza de guerra maorí, el haka, justo antes de empezar la competen­cia. Con esto se logran dos objetivos: provocar temor en sus oponentes y elevar los niveles de testosterona de los competidores. En muchos deportes hay animadoras precisamente con el mismo objetivo: elevar los niveles de testosterona de los jugadores y los seguidores. Los estu­dios confirman que la violencia de masas suele ocurrir en los partidos en que hay animadoras.

¿POR QUÉ TRABAJAN TANTO LOS HOMBRES?

El profesor James Dabbs, de la Universidad Estatal de Georgia, tomó muestras de saliva de hombres que tenían diferentes profesiones y que abarcaban tanto a políticos, a deportistas, a curas y a convictos. El pro­fesor obtuvo que los hombres más eficientes en cada uno de estos cam­pos mostraban unos niveles de testosterona mucho más altos que el resto y los niveles más bajos se registraron en los curas, lo que indicaba que eran personas menos dominantes y con vidas poco activas sexualmente. El investigador también tomó muestras de mujeres con altos cargos como abogadas y comerciantes y también demostraron tener unos niveles de testosterona más altos que la media. Asimismo, el pro­fesor concluyó que la testosterona, además de estar relacionada con la eficiencia, a su vez desencadena más producción de esta hormona.

Hemos observado la conducta animal desde África hasta las selvas de Borneo y hemos sido testigos de excepción de una evidencia que los científicos llevan años investigando: los machos con altos niveles de testosterona son los que dirigen el cotarro. Algunos animales, como por ejemplo la hiena, registran tales niveles de testosterona que ya na­cen con dientes y pueden llegar a ser tan agresivos que los jóvenes a menudo se comen los unos a los otros.

Las criaturas con altos niveles de testosterona
son las que mandan en el reino animal.

Los mejores perros, gatos, caballos, cabras y monos son los que re­gistran mayores niveles de hormona masculina. Los hombres con altos niveles de testosterona son los que han dominado la raza humana a lo largo de la historia y es una asunción bastante lógica que las mujeres más destacadas como Boadicea, Margaret Thatcher, Juana de Arco y Golda Meir recibiesen una dosis de hormonas masculinas entre las seis y las ocho semanas de gestación fetal.

Sin embargo, existen graves consecuencias si los altos niveles de testosterona no se queman mediante actividades. Un reciente y alar­marte ejemplo se observó en Estados Unidos, donde 118 estudiantes de Derecho se sometieron a un test de personalidad que consistía en llevar a cabo un seguimiento y un control de sus vidas durante 30 años. Los hombres que mostraban los niveles de agresividad y de hostilidad más altos tenían cuatro veces más probabilidades de morir durante el mismo período de tiempo. Esta parece una buena razón para que los chicos se animen a seguir una vida sana y practicar ejercicio regularmente.

Anuncios
  1. #1 por josete el 29 diciembre, 2013 - 2:48 AM

    Este artículo está plagado de fallos y de imprecisiones.

  2. #2 por Luis el 17 marzo, 2016 - 7:05 PM

    Mal y bien. La testosterona no provoca agresividad en los hombres, verifica que tus fuentes sean confiables, saludos.

  3. #3 por Ernesto el 30 septiembre, 2016 - 12:21 PM

    articulo no politicamente correcto que puede provocar la furia de feminazis, liberales, gays y hacer que exijan la cabeza del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: