Archivo para la categoría narcisismo

Birdman, una obra maestra.

No soy crítico de cine y la crítica de cine siempre me ha parecido que tiene algo de superestructura artificial, una especie de constructo de consciencia refleja que deja fuera un torrencial caudal de impresiones que se dan en la inmediatez íntima y holística del espectador y su película. Dicho esto, déjenme explicarles desde qué punto de vista afirmo que Birdman es una obra maestra.

Por un lado, jamás vi plasmado como en esta película todos los pliegues posibles del narcisismo y sus espejismos inasibles que atropellan a varios de los personajes de la película, inclusive cuando, paradojalmente, tienen la intención consciente de escapar de la imagen de sí. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

Deja un comentario

La histeria sacerdotal

En la última serie que cayó en mis manos, Los Sopranos, aparece un personaje secundario, Padre Phil, que me merece una reflexión. En la serie se lo muestra como un tilingo, un poco vividor y que coquetea, o, siendo más preciso ‘histeriquea’ con las dirigidas espirituales, mujeres maduras de cierta edad.

La verdad pensé mucho en escribir o no este post, y pensé mucho en que ‘cuantificadores’ usar. Para este fenómeno no quisiera usar el adjetivo “muchos”, ni el sustantivo “mayoría”. Apenas me animo a decir que es un fenómeno frecuente. Y como tal, como fenómeno frecuente, sería bueno que cualquiera de los dos extremos de la trampa histérica estén prevenidos, conozcan de modo explícito los mecanismos del histerisqueo, magistralmente definidos aquí por Carmela Soprano, la mujer del capomafia.

No digo más, una vez un amigo me dijo algo muy sabio que pocas veces usé en mi vida: “Solo hay que explicar lo que el otro siente la necesidad de que le expliquen, no más”. Sobreabundar implica el riesgo de explicar de cosas que no son percibidas y no son un problema para la persona, por ende, no serán aprendidas. Lo dejo por aquí y veamos qué se vuelve necesario de explicar y qué no…..

5 comentarios

La esencia del problema de la pedagogía actual en una cita de Lacan

  • “Como suele ocurrir habitualmente en la evolución concreta de las cosas, quien triunfó y conquisto el goce se vuelve completamente idiota, incapaz de hacer otra cosa más que gozar, mientras que aquel a quien se privó de todo conserva su humanidad”.
    Lacan
    La más perfecta y acabada descripción de la diferencia entre un alumno posmoderno actual y un alumno de hace unos años atrás….

Deja un comentario

La diferencia entre el enamoramiento y el amor

El enamoramiento es un estado psicológico de profundo narcisismo, es una autoreferencial expansión de sí mismo en lo que el otro se me parece o un autoreferencial completarme a mí mismo en lo que el otro me da y a mí me falta. Por lo cual está destinado inevitablemente a desaparecer y a marchitarse, antes o después. Y cuando no desaparece y algunos mantienen algo de esa primigenia alucinación narcisista entonces se convierte en enfermedad, patología, dependencia, simbiosis, devorar o ser devorado por el otro, etc.
En cambio el amor es para siempre, el otro, a fuerza de hacerte bien, te penetra hasta los huesos y como el árbol que queda atrapado entre diversas capas geológicas termina substituyendo las materias orgánicas putrefactas por minerales nobles que resisten el paso del tiempo, del mismo modo el amor te petrifica en lo eterno. Hasta el punto que hasta el más autónomo de los mortales comienza a percibir como imposible el vivir sin aquél que ha metamorfoseado su organismo.

4 comentarios

La soledad de los hijos de Chronos. Una metáfora de la paternidad posmoderna.

Dice la leyenda Griega:

Cronos (Saturno) era el más jóven de los Titanes, hijos de la Madre Tierra y Urano (la tierra y el cielo). Urano, odiaba a sus hijos y los escondió en la Madre Tierra causándole gran dolor. Como venganza fabricó una hoz para Cronos y le convenció de que diese muerte a su padre. Cuando cumplió sus deseos, se desposó con su hermana Rea, pero temeroso de que sus propios hijos se levantasen en su contra, se los tragaba en cuanto nacían: primero Hestia, luego a Deméter, Hera, Hades y Posidón. Sin embargo, cuando Zeus, su sexto hijo, estaba por nacer, Rea lo alumbró en el silencio de la noche y lo confió a los cuidados de su madre, la Madre Tierra. En lugar de entregarle al bebé, le dió a Crono una piedra para que se la comiera. Cuando Zeus creció, pidió ser el copero de Cronos.. le preparó pues a su padre una poderosa sustancia que le hizo vomitar a la piedra y a sus otro cinco hijos mayores. Zeus, luego condujo a sus hermanos a la guerra contra los Titanes, a los que vencen y destierran al Tártro, en el mundo subterraneo. En adelante, Zeuz reinaría como el jefe supremo de los dioses.

Es la perfecta metáfora de la paternidad y de la educación en los tiempos posmodernos. Seguimos peleando, como sociedad, contra un fantasma de algo que hace ya tiempo hemos destruido, el autoritarismo, y en el fondo ya ni siquiera nos pregutamos si alguna vez hubo niño, la autoridad, al tirar el agua sucia.  Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

Cómo el narcisismo de los padres afecta a los niños

Escrito por Mario Ramos | Traducido por Paulina Illanes Amenábar

El narcisismo es un desorden mental que resulta en una persona que tiene un sentido inflado de importancia y una profunda necesidad de admiración, según la Clínica de Mayo. los sentimientos de los demás importan muy poco. Sin embargo, detrás de esta fachada de seguridad y grandilocuencia, el narcisista esconde un ego frágil que es altamente sensible a las críticas. ¿Cómo afecta a sus hijos una persona conflictiva y egocéntrica?. Los narcisistas pueden infligir daño emocional severo en sus descendientes, según la psicoterapeuta licenciada Michelle Piper. Este daño puede afectar a los niños como adultos, manifestándose en culpa inexplicable y un sentido de autoestima disminuida. Algunos adultos también pueden sentirse indignos de sentirse felices o libres. Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios

Las selfies (autofotos) síntoma de falta de actividad sexual (y autoerotismo de imagen)

No es extraño el resultado de este estudio ya que todo síntoma de narcisismo conduce a la no conexión con el otro:

Un estudio realizado por el investigador holandés, Christyntjes Van Gallagher, de Wageninge University, con el fin de hallar la causa de la exposición tan alta del nivel de privacidad sexual en las redes sociales, descubrió que las selfies son un grito de ayuda que expresan las personas por un abandono sexual. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Dos tipos de soberbia (o dos tipos de omnipotencia)

Hay dos tipos de soberbia intelectual (u omnipotencia como decimos los psicólogos). La soberbia por exceso y la soberbia por defecto. La soberbia por exceso de valoración de lo que se sabe, cuando se lo proyecta subrepticiamente sobre lo que se es. Es decir cuando sigilosamente cambiamos la regla última de valoración de nuestros méritos elevando el conocimiento al sancta sanctorum donde solo debe reinar la bondad. Esa es la que todos reconocemos fácilmente y estamos muy prontos a denunciar. Pero está también la soberbia por defecto de valoración de lo que el otro sabe y exceso de valoración de la propia ignorancia, es cuando el que sabe menos al sentirse amenazado por el que sabe más lo acusa de soberbio, a guisa de mecanismo de defensa, cuando comienza a quedar en evidencia su propia ignorancia. Esa es la soberbia (u omnipotencia) del mediocre que no reconoce su nivel inferior de conocimiento y pone a todo el mundo en una igualdad inemergente, en una igualdad de la cual él es la única medida y empareja el universo al minúsculo tamaño de su cabecita.

2 comentarios

El árbol y la maceta. Una lectura de las instituciones neoconservadoras.

Creo que la mejor manera de explicar el tema de la mayoría de los Institutos neoconservadores es la metáfora del árbol y la maceta. La estructura de estos institutos es la maceta, la mayoría de ellos llenan la maceta con la mejor tierra propia del fruto de la tradición católica, por lo tanto se presentan frente a un mundo inmanentista con un alto grado de atractivo. Eso es lo que muestran, como se dice ahora “los trapos” (“las banderas, los estandartes” para alguien no conocedor de la jerga política argentina) de la tradición y eso suscita grandes ideales, sobre todos en jóvenes que viven en la antrópica modernidad que nos circunda. Entonces comienza el proyecto del árbol, se planta la semilla en esa tierra riquísima y naturalmente florece, crece, se desarrolla feliz y campante. Hasta que… el tamaño del árbol se hace inadecuado para la maceta, las raíces comienzan a tocar las estructuras que son propias de estos institutos endógenos y no de la tradición católica, de modo que el árbol comienza a experimentar un sufrimiento que lo deja en una encrucijada: adaptarse a la maceta a costo de la propia identidad o romperla. Leer el resto de esta entrada »

3 comentarios

Terapia de “choque” frente al narcisismo II

Dejemos bien en claro que el choque del que hablamos y hemos descripto en los distintos casos se trata de algo en el plano del conocimiento, no en el plano del comportamiento. Este choque es apenas el punto de partida para el cambio. Todavía, la lucha contra las actitudes egocéntricas puede llevar mucho tiempo, y son cambios graduales de comportamiento, como en toda terapia que es educativa del comportamiento. También puede tener recaídas en la actitud infantil, pero ese choque de conocimiento de si mismo será siempre una puerta abierta para la fuga del ensimismamiento, que difícilmente se cierre. Leer el resto de esta entrada »

, , , , , ,

3 comentarios

Terapia de “choque” frente al narcisismo I

                        b- Terapia de “choque”:

Ciertamente que este título, sobre todo en cuanto al término choque, puede generar desconfianza, sin embargo, dejando de lado la aprensión que puede generar la palabra, trataremos de develar lo que queremos decir con ello. El choque del que hablamos, en el caso del egocéntrico, se refiere al modo como el paciente alcanza a conocer su condición de egocéntrico. En este tipo de problemas la experiencia nos muestra que un conocimiento eficaz de la condición de egocéntrico no se alcanza gradualmente, como puede ser la formación de un hábito, muy por el contrario, cuando se comienza a tener una verdadera noticia de la calidad de egocéntrico que la persona se encuentra, y decimos verdadera porque mueve a modificar tal situación, ese conocimiento de sí acontece casi como una revelación. Leer el resto de esta entrada »

, , , , , ,

Deja un comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo… VII

El hecho de ayudarle a una persona en este estado a establecer límites reales entre el yo y el no-yo es sin duda ya algo altamente terapéutico. Como decíamos la raíz de la ausencia de curiosidad está en que el universo positivo, es decir fuente de todas las perfecciones y bondades de la realidad, se encuentra en el yo, y el universo negativo, exactamente lo contrario del positivo, se encuentra en el no-yo. Leer el resto de esta entrada »

, , , , , ,

Deja un comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo… VI

Otro modo que asume esa falta de curiosidad es la suposición que el interlocutor está entendiendo todo. Hacen una presentación muy confusa del problema, suprimen o suponen muchos datos y esperan con total naturalidad ser perfectamente entendidos. Leer el resto de esta entrada »

, , , , , ,

1 comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo… V

En concreto podemos identificar esa falta de curiosidad de diversos modos. El modo más común de identificarla es por la falta de impacto o de reacción frente a lo que el terapeuta dice. Por ejemplo, es muy común encontrar que en las personas que simplemente sienten necesidad de hablar que la interacción con el interlocutor es nula, las intervenciones de quien sirve de extremo del supuesto diálogo no modifican en nada o muy poco el monólogo que están llevando a cabo. Leer el resto de esta entrada »

, , , , ,

Deja un comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo… IV

Otra consecuencia altamente terapéutica es el contacto con los otros, la curiosidad por lo real nos lleva a conocer mejor a las personas que nos rodean, y como las conocemos mejor, conocemos bien sus necesidades, sufrimientos, vicisitudes, etc, con lo que podemos relacionarnos mejor con ellas. Leer el resto de esta entrada »

, , , , ,

Deja un comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo… III

Esa curiosidad respecto de la realidad no es apenas la reconstrucción del canal por el cual va a llegar la terapia a la persona, ya es en sí misma terapia. Por medio de esa sana curiosidad logramos que de algún modo la persona restablezca una sana relación con el medio que la rodea. Esa curiosidad hace salir de la perniciosa reconcentración en sí mismo, salir del yo para entrar en contacto realidades que están fuera del sistema del yo, y ese olvidarse de sí mismo ciertamente que produce un reconfortante descanso re-creativo. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo… II

Reconstruyendo esa curiosidad también se reconstruye la legítima capacidad de influencia del terapeuta en el paciente, ya que es escuchado como alguien que puede aportar algo y no es simplemente usado en el contexto de la burbuja, sea para que diga lo que el paciente espera escuchar, o simplemente porque en el solo hecho de consultar el profesional ya la persona cumple con algún requisito de la burbuja le impone, sea el que fuere: esperanza de solución mágica, tranquilidad de conciencia  (“estoy haciendo todo lo posible para salir hasta consulté un profesional”), etc. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Curiosidad, el comienzo de la salida de sí mismo…

La primera característica del hombre sano que destruye el sistema o burbuja que crea el egocéntrico es la sana curiosidad. Es típico del mundo moderno encontrar personas que conversan sin escucharse, o sobre todo que discuten sin escucharse entre sí, simplemente exponen, a veces llegan a querer imponer, sus puntos de vista, sin prácticamente cotejar lo que el otro está diciendo. Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios

“Conócete a ti mismo” primer vía de escape del egocentrismo.

Ya hemos dicho infinidad de veces que una condición esencial para una conducta sana es tener una percepción de la realidad sana. Esto no solamente en el plano teórico de aquello que debe ser hecho, que es importantísimo, sino en el plano práctico, es decir encarando la acción como una relación de dos términos: quien va a ejecutar la obra y que va a hacer. Leer el resto de esta entrada »

3 comentarios

Egocentrismo del “científico”. El modo de darse del egocentrismo en el flemático.

Ahora describiremos brevemente una cuarta tipología de egocentrismo, que hemos dado en llamar de científico, porque es muchas veces en la ciencia donde se encuentra algún interés altamente absorbente que puede generar esta tipología. Parece una obviedad decirlo, sin embargo, es bueno aclarar que esta tipología no está restringida solamente a científicos. La característica principal de este modo de egocentrismo es la concentración de la vida por un interés que se convierte en excluyente de otras cosas que también son perfectivas de la vida humana. Por contraste decimos que en este tipo de egocéntrico no hay una voluntad eficaz de dominio del mundo, como es el caso del egocéntrico adulto; tampoco hay una voluntad ineficaz de dominio del mundo,  que genera deseos imaginarios de como le gustaría que el mundo fuese, como es el caso del egocéntrico infantil; ni es el caso de una voluntad de dominio del mundo por medio de la generación como sucede con la madre sobreprotectora. En este caso también hay una voluntad de dominio del mundo, que es eficaz, pero que en vez de tratar de someter todo a sí mismo busca crear un pequeño mundo, paralelo del mundo real, en el cual todo responda a los propios esquemas. No les interesa someter a los otros a ese pequeño mundo, sino simplemente no ser molestado en la burbuja que crearon para sí mismos. Tampoco son de tener fantasías, como el egocéntrico infantil, de como les gustaría que el mundo fuese, ya que sus deseos ya están en concreto en el pequeño mundo que se mueven. Generalmente tampoco les interesa generar discípulos, sino simplemente vivir en su mónada existencial. Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios