Archivo para la categoría amistad

Alabanza y generosidad

Hace unos días le envié a un amigo mi opinión sobre un trabajo que él había hecho.

Les dejo aquí la respuesta que no pudo menos que sorprenderme:

Te agradezco. Sabía que valía más de lo que me habían dicho o de un simple muy bueno. Pero no pertenezco al grupo de los que podían hacerlo, de los que me podían servir de espejo. Y se sabe, la generosidad del halago no abunda en aquellos que no pueden vivir sin el retorno narcisista de alabarse a sí mismos alabando a alguien de la ‘pertenencia’.
Te agradezco el reflejo. Sin el otro, sin el otro bueno, preciso y caritativo, la sana imagen de sí no fragua, no se solidifica, no se consolida.
Dios nos hizo de barro, de un mismo barro, y por más que nos retorzamos en la fantasía de una consciencia con pretensión de individualismo absoluto, al final del día, el barro reclama lo suyo, cae el velo, se dobla el espinazo y descubrimos que estamos hechos de tantos otros, descubrimos el arlequín cosido con retazos de humanidades.

Anuncios

Deja un comentario

Zona de promesas

Mama sabe bien
Perdi una batalla
Quiero regresar
Solo a besarla

No esta mal
Ser mi dueño otra vez
Ni temer que el rio sangre y calme
Al contarle mis plegarias

Tarda en llegar
Y al final, al final
Hay recompensa

Mama sabe bien
Pequeña princesa
Cuando regrese
Todo quemaba

No esta mal
Sumergirme otra vez
Ni temer que el rio sangre y calme
Se bucear en silencio

Tarda en llegar
Y al final, al final
Hay recompensa
En la zona de promesas

Hace un tiempo le mandé el link de esta canción de Cerati, que es por lejos la que más me gusta, a un amigo. Por esas cosas que pasan en el ciber espacio, le mandé el link por Skype, nunca tuve feedback  de si le gustaba o no. Unos días atrás me respondió diciendo que no le parecía gran cosa, a lo cual yo le compartí mi hermenéutica de la canción: Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

La diferencia entre el enamoramiento y el amor

El enamoramiento es un estado psicológico de profundo narcisismo, es una autoreferencial expansión de sí mismo en lo que el otro se me parece o un autoreferencial completarme a mí mismo en lo que el otro me da y a mí me falta. Por lo cual está destinado inevitablemente a desaparecer y a marchitarse, antes o después. Y cuando no desaparece y algunos mantienen algo de esa primigenia alucinación narcisista entonces se convierte en enfermedad, patología, dependencia, simbiosis, devorar o ser devorado por el otro, etc.
En cambio el amor es para siempre, el otro, a fuerza de hacerte bien, te penetra hasta los huesos y como el árbol que queda atrapado entre diversas capas geológicas termina substituyendo las materias orgánicas putrefactas por minerales nobles que resisten el paso del tiempo, del mismo modo el amor te petrifica en lo eterno. Hasta el punto que hasta el más autónomo de los mortales comienza a percibir como imposible el vivir sin aquél que ha metamorfoseado su organismo.

4 comentarios

Contigo… para toda la vida. El amor como emoción.

Por Eduardo Chaktoura

Sigmund Freud creía que el amor era la mitad de la vida de una persona. Suponía que alguien gozaba de buena salud psíquica si estaba en condiciones de amar y de trabajar. Más allá del psicoanálisis, no existe modelo o línea de pensamiento que hoy pueda oponerse a la idea de que, en definitiva, el amor es el motor de la vida. Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

Hablando con mi espejo…

Gracias a vos.

Me fijo en el ‘derrotamos’. ¿Creés que es bueno siempre destruir y volver a construir, o tal vez sea mejor, a veces, abandonar y construir? Siempre lo construido es nuevo, pero ¿vale la pena gastar energías destruyendo? Abandonar sin destruir, ¿creés que puede dejar una herida abierta, un resentimiento? Como si pensaras: “Al final, pudieron. No los vencí.” Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

La cura de Tom Bombadil II. El adolescente que se resiste a morir.


Nunca dediqué un post
quiero dedicarlo a Gema
a quien siento como una hermana
pequeña que se me parece mucho

Leyendo un libro sobre la psicología adolescente de Peter Blos, encontré un texto que me sorprendió por lo claro que explica uno de los problemas en la formación de la identidad del adolescente… y del no tan adolescente:

La creencia del adolescente de que sólo si los progenitores modifican la imagen que tienen de él estará en libertad de crecer no hace más que destacar  su persistente dependencia del suministro y la definición externos, hecho que podríamos caracterizar como «formación exógena de la identidad». Leer el resto de esta entrada »

12 comentarios

Un par de frases de Tomás que calman…


Recuerdo un amigo que hace mucho tiempo me decía cuando estoy un poco loco leo Sto. Tomás en latín y todo vuelve a su quicio, todo se ordena, se serena y me da paz en el alma. Leer el resto de esta entrada »

15 comentarios

La amistad es lo más necesario para la vida

El título que le he dado a este post, La amistad es lo más necesario para la vida, es una frase de Aristóteles en la que él mismo parece escapar de su propio sistema. Parece querer aferrarse a algo vivido experiencialmente más que a una rígida deducción teorética. Hubo un tiempo en que esa firme convicción, que siempre fue mía, aunque posteriormente la descubriese en Aristóteles, estuvo sombríamente oscurecida en mí por un sistema de relaciones artificiales, pretendidamente “sobrenaturales”,  y que, en virtud de esa “pretensión de sobrenaturalidad” y de “bienes superiores”, me hizo traicionar, no pocas veces, mi prístina persuasión aristotélico-personal. Leer el resto de esta entrada »

3 comentarios