LAS EXPRESIONES CONTEMPORÁNEAS SE ENCUENTRAN EN LAS NOCIONES DE ‘IMPERIO’ Y ‘MULTITUD’

LAS EXPRESIONES CONTEMPORÁNEAS SE ENCUENTRAN EN LAS NOCIONES DE ‘IMPERIO’ Y ‘MULTITUD’

El psicoanálisis es un ejemplo de una práctica de control que cons­tituye el mismo fenómeno que reprime, esto es, en el instante que niega la entrada a la “irracionalidad” da lugar a su existencia como una

 

LA PSICOLOGÍA COMO IDEOLOGÍA

dimensión que estuviera presente en todo momento y que aparecería de manera abrupta en los momentos de crisis. En este sentido, el psi­coanálisis es muy similar al capitalismo, en tanto que inventa la misma fuerza colectiva que sería capaz de derrocarlo. Una idea nada sorprendente si consideramos que el psicoanálisis surgió como práctica psicológica para abordar las formas particulares de aliena­ción provocadas por el capitalismo. De lo anterior se deduce que si el psicoanálisis y el capitalismo guardan tal parecido, cabría utilizarlos indistintamente para apreciar sus propias contradicciones57, por ejemplo, considerando que el “proletariado” llega de la mano del capitalismo y que la clase trabajadora adquiere conciencia de sí en el proceso de la lucha de clases, que daría lugar a la revolución proleta­ria y, con ella, a la abolición de las diferencias de clase.

Las últimas teorías anticapitalista del “imperio”58 también se basan en esta visión sobre las condiciones de posibilidad de una situación que inhiba el cambio o que sirvan como fuerza potencial para el mismo. Y desde esta perspectiva se plantea que, no obstante, hay algunos aspectos del abordaje teórico que resultan problemáticos en una cultura fuertemente psicologizada. Uno de sus mayores peli­gros reside en pensar que por debajo de este “imperio” que reprime la creatividad humana exista una fuerza móvil elemental: la “multi­tud”59. A este respecto, conviene señalar que la resistencia no bulle contra el “imperio”, del mismo modo que tampoco el “inconsciente” es algo que precise ser liberado.

A nuestro parecer este análisis “anticapitalista” predispone a pensar que bajo la superficie existe algo esencial y, de este modo, amplifica el riesgo de que los nuevos movimientos anticapitalistas hagan una lectura psicológica que abone el terreno a los reclamos de que, en el fondo, existe en efecto una psicología oculta.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: