Anuncios

LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA CONSTRUYE SUS CATEGORÍAS DE TRASTORNOS EN FUNCIÓN DE LOS EFECTOS DE LA MEDICACIÓN

LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA CONSTRUYE SUS CATEGORÍAS

DE TRASTORNOS EN FUNCIÓN DE LOS EFECTOS DE LA MEDICACIÓN

Lo más importante para la venta de un fármaco es su eficacia a la hora de suprimir los síntomas, si bien la definición de los síntomas se ela­bora a partir de la conducta o la experiencia que el fármaco en cuestión suprime. En otras palabras, los distintos sistemas de control se han centrado en los aspectos conductuales que es preciso suprimir Por ejemplo, en la Unión Soviética hubo una especial preocupación por las personas que se negaban a trabajar o que promovían ideas disi­dentes15, y en el marco más amplio de Occidente ha habido una obsesión creciente por la conducta errática o inestable que perturba a los que rodean a la persona así etiquetada.

De nuevo, resulta imprescindible contemplar las secuelas físi­cas de los medicamentos y que sus “efectos secundarios” más serios pueden ser crónicos. Por ejemplo, la disquinesia tardía —movimientos involuntarios que afectan a diversos grupos musculares— se considera

 

LA PSICOLOGÍA COMO IDEOLOGÍA

como la evidencia de que el individuo tiene un problema y que necesita medicación, obviando que la principal causa de este problema sean los fármacos psiquiátricos16. Por tanto, el diagnóstico y la prescrip­ción repercuten de manera tangible en la capacidad de pensar y actuar de las personas, yen la posibilidad de pensar y actuar sobre los problemas que les llevaron en primer lugar a solicitar la ayuda o ser referidos a un psiquiatra o un psicólogo. A esto se suma que la apari­ción de nuevas categorías de trastornos haya estado en manos de la industria farmacéutica, dada su capacidad de persuadir a los médicos de haber encontrado el modo en que determinadas sustancias quími­cas erradicarán un problema específico para así divulgar el problema como un nuevo trastorno psiquiátrico.

Los psiquiatras que han apreciado un aumento en la incidencia del “trastorno mental” y han examinado la conexión entre la economía polí­tica—la estructuray las dinámicas de la sociedad capitalista—y el malestar individual, han llegado a la conclusión de que la “esquizofrenia” y otras supuestas “enfermedades” son consecuencia de una sociedad enfer­ma17. Algunos psicólogos también han llegado a esta conclusión, si bien la mayoría rinden pleitesía a la psiquiatría y pretenden obtener la aceptación de los que aún consideran como sus superiores, para, de esta manera, seguir reproduciendo el orden jerárquico que les permi­te gestionar mejor a los que están por debajo y a los que no han conseguido vivir una vida “normal”.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: