Anuncios

EL ‘MODELO SOCIAL’ DIO LUGAR A UNA PRÁCTICA CONTRARIA A LA PSICOLOGÍA

EL ‘MODELO SOCIAL’ DIO LUGAR A UNA PRÁCTICA CONTRARIA A LA PSICOLOGÍA

El “modelo social” vinculó su propia interpretación del mundo con la transformación social, de manera que las escuelas, por ejemplo, fuesen menos discapacitadoras para determinados categorías de per­sonas —ya sean evidentes o inventadas por los psicólogos y las compañías farmacéuticas—. Para las escuelas obligadas a obtener bue­nos resultados según los objetivos gubernamentales, y para las preocupaciones de los padres y madres, conscientes de la importancia

 

IAN PARKER

de las calificaciones escolares para la futura carrera profesional de sus menores, cualquier circunstancia que altere el funcionamiento de la escuela y sus logros es vivido como un problema9. Las inicia­tivas que pretenden “proteger” a los menores apartándolos de la escuela porque sus pequeños cerebros no están aún preparados para la actividad educativa, reproducen una separación artificiosa entre el “trabajo” como actividad adulta y el “juego” como actividad determinante de la vida infantil. Semejante respuesta psicologiza­dora a los problemas a los que se enfrentan los menores en el sistema escolar proporciona, de este modo, la munición necesaria al proyecto neoliberal para cargar contra la educación gratuita y proponer sus recortes.

Los menores en la sociedad contemporánea sufren una doble maldición: a veces son tachados de mentirosos por inventar histo­rias sobre abusos sexuales, y al rato se les idealiza y romantiza como si fueran inocentes florecillas necesitadas de protección frente al mundo adulto mientras sea posible. Cuando se portan mal los psi­cólogos les patologizan e incluso se les medica para acallarlos: la mala conducta etiquetada como Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDHA), la dificultad para la lectura denomina­da “dislexia”, o la torpeza calificada como “dispraxia”, todas ellas son consideradas como ejemplos de inadaptación de los menores a las demandas escolares. Una escuela que incapacita es una institu­ción que fracasa en su cometido y las fuerzas políticas que provocan la incapacidad del sistema escolar deben someterse a escrutinio. Por lo tanto, nos enfrentamos a un problema psicológico en el cual los psicólogos son parte del mismo1°.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: