Anuncios

La crisis sacrificial 46

LA CRISIS SACRIFICIAI

El funcionamiento correcto del sacrificio exige, como hemos visto, una apariencia de continuidad entre la víctima realmente inmolada y los seres humanos a los que esta víctima ha sustituido, subyacente a la ruptura abso­luta. Sólo es posible satisfacer simultáneamente estas dos exigencias gra­cias a una contigüidad basada en un equilibrio necesariamente delicado.

Cualquier cambio, incluso mínimo, en la forma de clasificación y de jerarquización de las especies vivas y los seres humanos amenaza con des­componer el sistema sacrificial. La práctica continua del sacrificio, el hecho de inmolar siempre el mismo tipo de víctima, debe provocar, por sí solo, tales cambios. Sí, como suele ocurrir, sólo vemos el sacrificio en un estado de completa insignificancia, es porque ya ha sufrido un «desgaste» con­siderable.

En el sacrificio no hay nada que no esté rígidamente fijado por la cos­tumbre. La impotencia en adaptarse a las nuevas condiciones es caracterís­tico de lo religioso en general.

En este caso el desfase se produce en el sentido de «demasiado» o en el de «insuficiente», y llevará, a fin de cuentas, a unas consecuencias idén­ticas. La eliminación de la violencia no se produce; los conflictos se mul­tiplican, el peligro de las reacciones en cadena aumenta.

Si aparece una excesiva ruptura entre la víctima y la comunidad, la víctima no podrá atraer hacia sí la violencia; el sacrificio dejará de ser «buen conductor» en el sentido en que un metal es llamado buen con­ductor de la electricidad. Si, por el contrario, existe un exceso de conti­nuidad, la violencia circulará con demasiada facilidad, tanto en un sentido como en otro. El sacrificio pierde su carácter de violencia santa para «mez­clarse» con la violencia impura, para convertirse en el cómplice escanda­loso de ésta, en su reflejo o incluso en una especie de detonador.

Son unas posibilidades que, en cierto modo, podemos formular a priori, 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: