Anuncios

MATERIAL CLINICO N° 1

MATERIAL CLINICO N° 1

Sylvia, una mujer de alrededor de 35 años, pero aún con el aspecto de una niña púber frágil y bonita, había estado internada en un hospital durante ocho años, donde se la consideró por momentos maníaco-depresiva y otras veces catatónica. Sufría de severa anorexia y su vida en la sala estaba dividida entre largos períodos en que yacía inerte en su cama, y momentos más breves de actividad febril como fregona y mucama de todo servicio bajo .el tiránico control de otra paciente, Millie, quien parecía gobernar la sala mediante una camarilla. Esta Fax Romana, que parecía aceptable para el personal, sólo se quebraba cuando alguna paciente (Sylvia incluida) “se volvía loca” y comenzaba a “destrozar”. Lo primero se refería fundamentalmente a ataques verbales a las otras pacientes y al personal, y lo segundo significaba romper ventanas y vajilla. Estos estallidos se atribuían a invasiones por parte de visitantes “del mundo” en el equilibrio de poder de Millie. “Si sólo nos dejaran en paz”* cantaba Sylvia a menudo, con lo cual también se refería a la intrusión por parte del análisis al que era llevada en taxi por una enfermera. Ella insistía en que el sistema no podía tolerar más de dos interferencias de este tipo por semana.

A medida que se aproximaba la interrupción del análisis debido a laS vacacio­nes de Pascuas, Sylvia comenzó a destrozar y a volverse loca, e intentó con fre­cuencia suicidarse mediante medios ingeniosos, aunque relativamente ineficaces, cada vez que regresaba al hospital después de la sesión. A la penúltima sesión trajo dos breves sueños:

(a)       Millie estaba cortando la lechuga y distribuyéndola;

(b)       Amy podría destrozar un pequeño tanque que estaba fuera de su cuarto.

Los sonidos inquisitivos del analista o su evidente incomprensión lograron obtener de ella algunas asociaciones: a veces les dan lechuga en las comidas que Millie preside no cocinando sino sirviendo. En el sueño no había comida, sólo lechuga. Amy es una “destrozona” y se siente trastornada durante las vacaciones cuando la sala se vacía de sus miembros menos permanentes u otros vuelven al hogar con sus familias. El “tanque” en el sueño era de vidrio, con capacidad sufi­ciente como para contener aproximadamente medio litro y con graduaciones en el costado, corno un termómetro.

Estos dos sueños y sus asociaciones se interpretaron de manera simple como

 

174                                             D. MELTZER

significando algo semejante a: si al menos usted nos dejara en paz (lechuga sola sin otra comida)* y no despertara sentimientos de amor (Amy), no nos sentiría­mos impelidas a destruir nuestra capacidad (graduada, pero capaz de contener aproximadamente medio litro) de gratitud (tanque, en inglés tank; gracias: thanks; gracias a usted: thank you) cuando se van y nos dejan solas en Pascuas (la sala, vacía).

No pretendo defender la validez de esta interpretación, sino más bien con­centrarme en sus implicaciones respecto de la función del lenguaje en la paciente. Es característico de ella, al salir bamboleándose como una vieja del consultorio al final de la sesión, murmurar algo semejante a “lo siento” o “gracias” según si trajo o no material para análisis, particularmente sueños. Si no ha sido capaz de cooperar, llorará en su viaje de vuelta al hospital o intentará tirarse del taxi, es­trangularse con su bufanda o envenenarse con píldoras escondidas.

Creo que es posible ver claramente la imagen de desesperación, como niños aferrados uno a otro en un campo de concentración, totalmente sometidos a sus perseguidores, revolviendo basura para comer y luchando contra todo lo que pue­da despertar falsas esperanzas de rescate. El sonsonete ” iDéjennos en paz!” parece un eco que se desintegra en un sonido disártrico (Let us alone!, lesalon), un mero sonido áspero, mientras se apartan de la ternura, mientras el pensamiento queda -reducido a una imagen, la imagen onírica de Millie y la lechuga sola. De manera análoga, las palabras de gratitud se reducen a un sonido deformado, y la mamadera vacía invita a destrozarla en cuanto trae promesas de algo mejor. Se debe compren­der que para esta joven, en los años previos a su internación, el mundo exterior se había convertido en un loquero en el cual ella vagaba de cama en cama, borracha en su confusión, buscando un objeto que la llenara de amor. Necesitaba que fuera un objeto sin graduaciones de generosidad, que nunca se vaciara, que nunca perma­neciera fuera de la puerta de su boca (cuarto), para no tener que recordarlo y estarle agradecida.

Quiero resaltar la forma en que los sueños revelan que la estructura proposi­cional del pensamiento “Déjennos en paz” y “Gracias”, se ha conservado en la imagen del sueño, pero la función del lenguaje ha comenzado a perder sus raíces en las proposiciones y a deteriorarse en un balbuceo de borracho. Debe observar­se, sin embargo, que la imagen tiene una directa relación del tipo del equívoco, del juego de palabras, a través de la homonimia, con el deteriorado lenguaje y claramente se mantiene en una posición secundaria: es un derivado. En el sueño encontramos las reliquias del lenguaje, como el arqueólogo encuentra los restos de una cultura en los escombros de un basural. El mundo psicótico de la Pax Romana de Millie no necesita del lenguaje sino sólo de órdenes, equivalen­tes a los silbidos y los gestos con que se adiestra a los perros. Ni la comunicación de los estados mentales ni la información acerca del mundo exterior son necesa­rias, ya que todas las funciones del yo son llevadas a cabo por el tirano y ningu­na por los esclavos. Pero la comunicación es necesaria para protegerse de los in­trusos, el analista en particular, y para este propósito basta un ruido para indicar

 

EL MUTISMO                                                                                 1 75

el estado mental: ” Denospas! ¡Diento! ¡Graas!”*. Uno podría pensar que la estructura sintáctica está preservada, si no fuera porque los sueños nos muestran que ha sido reemplazada por una imagen con sólo una relación homonímica con el lenguaje. Sólo la música ha sido preservada de la proposición original, e incluso parece desafinada y tocada con descuido.

El segundo ejemplo clínico se propone esclarecer un segundo tipo de mutis­mo, en el cual el lenguaje interno está preservado; el deseo de comunicar infor­mación y los estados mentales no parecen deteriorados, pero una alteración deli­rante del objeto hace que la vocalización del lenguaje resulte redundante.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa... en la zona de promesas.

    Gustavo Cerati


  • Seguime en Twitter
  • ¡El cedro no tolera la maceta!

    Hölderlin


  • Se multiplicaron unos pequeños grupúsculoss restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé asi y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, incluso los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida.

    Cardenal Bergoglio (ahora Francisco)


  • Lo que eres habla tan fuerte, que no se te escucha lo que dices.

    R.W. Emerson


  • No es la presencia o ausencia de angustia, su calidad o incluso su cantidad lo que permite predecir la enfermedad o el equilibrio psíquico ulterior. Lo único significativo al respecto es la capacidad del Yo para dominar la angustia

    Ana Freud


  • Toda estructura narcisista necesita de alguien a quien frustrar.

    Berenstein


  • Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar.

    Antón Chéjov


  • Yo no soy un cristiano: Uds. tampoco. Pero yo sé lo que es el ser cristiano y Uds. no. Yo sé que no soy cristiano; Uds. no lo saben y se creen cristianos; y enseñan un cristianismo mitológico.

    S. Kierkegaard


  • Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una decisión heroica.

    Adolf Hitler


  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas, otra alma humana

    Carl G. Jung


  • Mira, no tengo tiempo para tales estudios (una leyenda local griega, cada uno puede remplazarla con algo de su interés objetivo....). Te diré por qué.... Antes debo conocerme a mí mismo, como dice la inscripción de Defos, y veo claramente el ridículo que significaría que yo, que aún carezco de ese conocimiento, me entregara a examinar cosas ajenas a él.

    Sócrates


  • Prefiero morir como un puma que vivir como una gallina.

    Cacique Huazihul


  • si te dibujo sin rostro es por que amo tu interior

    Miguel Mateos


  • Sometimes there's so much beauty in the worId. I feeI Iike I can't take it... and my heart... is just going to... cave in.

    American Beauty


  • Lo que hayas heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo.

    Goethe


  • Cuando señales al cielo muchos estúpidos mirarán la punta de tu dedo

    Confusio


  • Judas no nos escandaliza. Pero imaginemos que a Judas lo hubieran encubierto los Apóstoles, disimulando sus afanos o la traición, o justificandola con el argumento de que "Dios escribe derecho con líneas torcidas": eso sería escandaloso.

    Ludovicus


  • La clase de filosofía que se elige, depende por tanto de la clase de hombre que se es: pues un sistema filosófico no es un mobiliario muerto que se puede rechazar o aceptar a nuestro antojo, sino que está vivificado por el alma del hombre que lo tiene.

    Johann Gottlieb Fichte


  • Stay hungry, stay foolish.

    Steve Jobs


  • Se puede adorar al verdadero Dios como si fuera un ídolo, y a un ídolo como si fuera el verdadero Dios.

    Sören A. Kierkegaard


  • Cuando se comienza a tener la costumbre de atender a los asuntos, se desprecian todas las teorías, empleándolas, como los geómetras, no para marchar en línea recta, sino para continuar en la misma dirección.

    Napoleón Bonaparte


  • Soy hombre, nada de lo humano me será ajeno

    Terencio


  • No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.

    Dostoievski


  • sólo me encuentro cuando de mí huyo

    Fernando Pessoa


  • Every man dies, not every man really lives

    William Wallace


  • Únicamente debe elegirse el atajo cuando estamos seguros de alcanzar íntegramente la meta [un hombre pleno] que buscamos en ese atajo. Y esta meta [el hombre pleno] no se podría alcanzar si al hombre no se le permitiese pecar [el atajo hacia el hombre pleno: coartar la libertad].

    Tomás de Aquino


  • He sufrido mucho en mi vida por causa de sacerdotes estúpidos, cansados, obnubilados y aun malvados; pero ahora sé lo bastante de mí como para ser consciente de que no debo abandonar la Iglesia (que para mí significaría abandonar la alianza con Nuestro Señor) por ninguno de estos motivos: debería abandonarla porque no creo...

    J.R.R. Tolkien


  • Ora posso amare, ora; Ora posso correre e giocare; Ora volo sopra le parole; Sopra tutte le persone; Sopra quella convinzione; Di avere la verita'..

    Giuseppe Povia


  • La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

    Sören A. Kierkegaard


  • El que no dice la verdad se hace cómplice de los mentirosos y falsificadores.

    Charles Péguy


  • Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

    Fernando Pessoa


  • I am the master of my fate: I am the captain of my soul.

    William Ernest Henley


  • Los discípulos de un maestro sufren mucho más que el mártir.

    Nietzsche


  • Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

    Nietzsche


  • Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.

    San Ambrosio


  • el hombre sano, el hombre pleno y el santo tienen algo en común: ser iconoclastas de sí mismos

    Plagium Ludovicus


  • Sólo hay un vicio, un vicio: vivir de té beodo / y no tocar el vino por no soltar verdades. / Sólo una cosa hay necesaria: TODO. / El resto es vanidad de vanidades.

    G. K. Chesterton


  • Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la "política"... a la Justicia y a la Caridad, está lista.

    Leonardo Castellani


  • ¡Qué tu felicidad no se rinda!

    Chicho (el peque)


  • Si tuviera que predicar un solo sermón, sería contra el orgullo.

    G. K. Chesterton


  • la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes

    Tomás de Aquino


  • Dame, Señor, el sentido del humor, para que pueda obtener algo de felicidad en esta vida y compartirla con los demás.

    Tomás Moro


  • con el número Dos nace la pena

    Leopoldo Marechal


  • El ser humano es raro. La certeza empacha, la duda genera anorexia. Sólo la verdad alimenta.

    Ludovicus


  • Web Analytics Clicky
  • RSS .

  • RSS .

  • RSS +

A %d blogueros les gusta esto: