Anuncios

Segundo sueño

Segundo sueño

Junto con muchos otros muchachos de la escuela había ido a Nepal. Fueron al palacio del rey y corrieron por todo el lugar; subieron y bajaron escaleras co­rriendo hasta el punto de que casi las rompen. A la distancia vio a algunos monjes que vivían en otra parte del palacio.

Al contarme este sueño rebosaba de júbilo, saltaba arriba y abajo en su asien­to con una vivacidad fuera de lo común y produciendo asociaciones. La más significativa fue que había leído en los diarios que el rey de Nepal había muerto.

 

166                                                           S. 1-10XTER

Estaba muy indignado porque esta noticia no se emitiera por radio. Cáusticamente dijo que había habido mucha información acerca de la reciente muerte del rey de Dinamarca; todos se habían enterado. Pero si él no fuera un lector tan diligente de los diarios podría no haberse enterado nunca “de las muy importantes noti­cias” de Nepal. Cuando yo estaba interpretando se me adelantó diciendo: “Y lo que es más, el hijo del rey ¡es ahora el rey!”.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: