Anuncios

Galeano, nausea y deconstrucción

Murió Galeano, no me interesa hablar de Galeano, sino de los Galeanos, los Foucault, los Derrida, los Vattimo. Alergia y/o náusea me provoca la marea pseudointelectual beatificando a Galeano post mortem. Y no por Galeano, sino por el hábito Galeano-Foucault-Derrida-Vattimo (y tanto otro…), el hábito deconstructivista. Capaz que con Galeano me hubiera tomado un café y hasta la habría pasado bien. Pero hoy siento náuseas, sí es náusea. Es tan fácil hacer deconstrucción, tan fácil como meterse los dedos a la boca, tocarse la úvula y vomitar el ácido gástrico de todo lo que está en pie. Es tan fácil, tán fácil, que me da asco, repugnancia, y siempre tengo que terminar tomando el mejor antivomitivo que se haya inventado desde el siglo XIII en adelante, la Prima Pars. Sostenerla en la mano tranquiliza. Sostenerla en la mano me devuelve a mi centro. Sostenerla en la mano me recuerda que la verdadera genialidad no está en la pirotecnia inquisitiva y facilonga del destornillador, sino en la paciencia infinita del artesano que, sin ignorar ninguna de todas las preguntas posibles y sin el histrionismo figurón del cuestionador degenerado, teje la urdimbre del manto del todo, del holos, de ese sutil abrigo que nos entibia y nos acompaña, haciendo posible la esperanza, en la gélida soledad existencial de este valle de lágrimas.

Anuncios
  1. #1 por Ciro Lopez el 14 abril, 2015 - 10:25 AM

    Excelente, su comentario. Para guardar. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: