Anuncios

Crudo testimonio personal sobre abuso emocional

Conocí una vez a una persona así. Es terrible y puede marcar de por vida, tengas o no un cerebro fuerte. Se adornaba con todas y cada una de las características descritas en el blog e, incluso, me atrevería a añadir una más: “Su objetivo es que la víctima no sea feliz, porque se alimentan de la infelicidad del otro; si no hay motivo para la bronca, crean uno y, por supuesto, la culpa es de la víctima”.
Dicho de otro modo, no tienen luz, así que la roban.
La gran pena es que estas personas no sólo no se dan cuenta del mal que causan, sino que siempre piensan que la víctima es débil, o que, como ellos son tan buena gente (con el carnicero, con las otras mamás del cole, con los compis de un curso, con gente con quienes no tienen un vínculo íntimo, en definitiva), es imposible que, pobrecicos, sean capaces de matar una mosca. Lo que pasa en sus cabezas es que para ellos la víctima es tonta perdida, vive en un mundo irreal y se ha empeñado en decir que siente dolor para hacerles la vida imposible. Es el principio de la esclavitud emocional: causan un enorme daño, pero lo ignoran, encima se ríen de quien abusan y le hacen sentirse culpable.
Son personas que tienen capacidad para ser grandes, pero sólo se quedan en eso, en una posibilidad. Desarrollan un carácter infernal, y sobre todo no admiten que se les contradiga, aunque no tengan nada de razón. Subjetivizan y juzgan, juzgan, juzgan… y encima lo hacen desde su trastorno, porque no tienen base real, educación emocional en suma

La persona que yo sufrí era manipuladora, mentirosa, borde, ambigua, chantajista, me humillaba, me insultaba, me reprendía si yo estaba feliz. Alternándolo, claro, con momentos de adulación, cariño desaforado, etc. Se aprovechan del vínculo sentimental porque la víctima no puede reaccionar inmediatamente si tiene algún vínculo con el abusador/a. Aunque en realidad necesitan a la víctima, es imprescindible para ellos. Sin ella su vida pierde sentido. Pero no son capaces de ver ni eso y de pensar: “si quiero a esta persona, voy a cuidarla y darle todo el cariño del mundo”. No, ell@s reaccionan al contrario de lo que las normas básicas del amor y del cariño dicen, por eso desde entonces los llamo las “antipersonas”.
Amig@s, si sufren algo así sólo hay una solución con varios sinónimos: sajar, desgajar, extirpar, quitar, expulsar, desmochar, arrancar, etc. etc.
¿Que es muy difícil? Pues claro, pero yo pude. Sin psicólogos ni pastillas, sólo con mi amor propio y frotando varias neuronas a la vez, que para eso nos las han puesto. Muchas veces, la razón tiene que ganar al corazón, si no, estás muerto.
Enamorado como un perro, saqué de mi vida este cáncer. Tardé un año en reunir las fuerzas. Terrible dilema: seguir con la persona amada sabiendo que mi vida iba a ser un infierno o hacerla desaparecer para siempre. Me costó casi otro año deshacerme de ella: no sé si el acoso epistolar está tipificado, pero recibí por mail durante meses el vómito, el odio que acumulan, ese otro yo, ese “fantasma”, ese monstruo que los invade y que, cuando sale, los convierte en auténticos delincuentes emocionales. Son buenas personas (eso dicen ell@s) que albergan un infierno, y no sólo no luchan contra eso sino que te hacen sentir culpable por decirles que te están haciendo daño. Si alguien te hace sentir culpable de lo que le pasó cuando ni lo conocías, si alguien te grita en la calle o en casa, varias veces, te responde con bordería, te humilla, te hace llorar, te exige, es ambiguo y no va de frente, te insulta, insulta a tu entorno, se lanza piropos constantemente y te reprende por no admirarlo (lo juro) y mil cosas por el estilo… si alguien te trata así, no puede ser más que una mala persona.
Abuso psicológico, chantaje emocional y otras variantes, todas son ejemplos de maltrato. Un abusador/a, un/a chantajista emocional no es más que un maltratador. Alguien que no se quiere curar y que causa mucho daño. Mucho.
Yo lo sufrí, me fui y desde entonces, varios años ya, me he regenerado.. No he vuelto a llorar ni una vez más. He aprendido a decir que NO, estoy mucho más feliz y con muchas ganas de vivir.
Por favor, no permitan que alguien abuse de ustedes, o de alguien cercano que lo esté sufriendo. Lo podemos padecer hombres y mujeres por igual, pero por mucho que quieran o amen a esa persona (puede ser un padre, una madre, un amigo de la infancia, un hijo, una novia o un marido, cualquiera) váyanse. Vuelen. Esa persona no cambiará, pero la vida de ustedes, si siguen a su lado, será un infierno. Y por mucha pena que les dé, cada uno somos responsables de nuestras vidas, no de las de los demás (salvo los hijos, hasta que tienen 18) Si no quieren cambiar, si no quieren reconocer que son abusadores, adiós, hasta nunca.
Parafraseando a Confucio: si abusas de mí una vez, es culpa tuya; si abusas dos, es culpa mía.
Un saludo a todos y perdonen la intromisión, pero quería desahogarme por si pudiera ayudar a personas que estén pasando por lo que yo viví.

Anuncios
  1. #1 por Angelito el 26 junio, 2015 - 9:16 AM

    Muchas gracias por este documento. Me siento totalmente identificado. Yo sufro todavía un abuso tremendo. Llevo seis años de relación, estoy muy enamorado de mi pareja, que es una mujer, pero no está bien. Me doy cuenta que aguanto cosas que no aguantaría a nadie. No soy feliz. Lloro todos los días. Soy su saco de boxeo. Pero luego es encantadora con los conocidos, todo el mundo que tiene una relación superflua con nosotros dice que es una mujer maravillosa y que tengo mucha suerte.
    Ella sabe que no está bien, pero al psicólogo le cuenta lo que le da la gana; y sospecho que la culpa de todo lo que le pasa dirá que es mía.
    Jamás le ha contado que me grita todos los días, que es muy borde, que se pone histérica y, de repente, muy cariñosa, que me escribe salvajadas, que me humilla delante de gente… y que todo eso le hace sentirse muy bien.

    Este post me ha hecho encontrar unas gotas de oxígeno, no sé quién serás, querido camarada de fatigas. También me hace sentirme mal, porque me abre los ojos y me hace ver que la culpa de todo lo que me está pasando es sólo mía. Esa frase de Confucio “si abusas una vez de mí, es culpa tuya, si abusas dos, es culpa mía” acaba de darme en todo el centro. Reconozco que no tengo narices para cortar esta relación, pero llevo años queriendo hacerlo. Hoy, gracias a este post, que pone palabras a lo que no me atrevía a ver ni a darme cuenta, sé que tengo que salir, que vivir. Desmochar, desgajar, sajar… mil gracias, tengo que dar el paso por mí, no por nadie más.

    Un abrazo, quien quiera que seas. Voy a hacerte caso.

  2. #2 por jucalo84 el 2 octubre, 2015 - 8:15 AM

    Yo he tenido un caso muy parecido, añadiendo que en casi dos años de relación me llegó a pegar en 4 ocasiones, en una de ellas rompió mi cargador del móvil contra la luna de mi coche, en ese momento me tragaba todo. Íbamos a una boda de mi amigo, pues teníamos que irnos a la hora que ella dijera de antemano, de primera hora le dijo a mi madre mal educada, se peleó con mi hermana porque solo dijo mi hermana que cuando se fuera a vivir fuera ella por su trabajo, que se repartirá el camino, etc además de decirme todo el día despistado tacaño, me gastaba un pastizal en hoteles con ella, le pagué cosas suyas como seguro de coches clases etc, mientras que ella cada dos días se compraba una blusa, eso me hacía sentir que no me valoraba todo lo que hacía, iba a verla sin vivir juntos cada dos días y vivía a hora y media, cuando vivíamos juntos decía que le echaba en cara el que le dijera que iba allí, y no se lo echaba en cara, pero cuando a ti constantemente te dicen que no haces lo suficiente ya te defiendes. No se si eso es abuso emocional, pero ya llevo 4 meses sin ella y sigo muy tocado, es como si tuviera un síndrome de estocolmo

    • #3 por psiqueyeros el 2 octubre, 2015 - 11:17 AM

      Sí, tu caso es de abuso emocional, sin darte cuenta te minan la autoestima y después hacen contigo lo que quieren. Tal vez necesites ayuda.

      • #4 por jucalo84 el 3 octubre, 2015 - 11:41 AM

        Gracias por tu respuesta, si es poco a poco y cuando te quieres dar cuenta ya estas muerto

      • #5 por psiqueyeros el 3 octubre, 2015 - 12:41 PM

        Estaría bueno que lo trabajes y lo proceses con alguien.

      • #6 por jucalo84 el 5 octubre, 2015 - 1:22 PM

        He ido a mi psicóloga, compañer@ pero solo me dijo que la relación no era equitativa, a ver, aquí nadie solos angelitos, pero bien sabe dios que yo lo he dado todo por la relación, el corte de libertad, el control excesivo, el agredirme físicamente, el meterse con gente de mi entorno y con mi propia familia, etc, y lo que yo no entiendo es que día a día que pasa la sigo echando de menos

      • #7 por psiqueyeros el 22 octubre, 2015 - 9:44 AM

        Probablemente sea un caso de abuso emocional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: