Anuncios

Consulta psicológica y pedagógica de un docente sobre sus problemas en el aula

Young Man Having Counselling Session

Respondí en estos días esta consulta por medio del chat, como quedó muy lindo y dinámico el diálogo me animo a compartirlo con ustedes. Para conservar la frescura de la conversación mantuve lo más posible la estructura del chat.

A mi interlocutor lo vamos a llamar Daniel para preservar su identidad y sus intervenciones van precedidas por una D mayúscula, las mías por una E.

 

D -Buen día Eduardo.

D -¿Le puedo sacar un minuto?

 

E – Dale, tengo que ordenar el escritorio, pero vos me das una excusa perfecta para hacer otra cosa.

 

D- jajajajajajajajaja

 

E- Decime…

 

D- Me quedé pensando mucho en lo que me dijo sobre ‘el desgaste’ de hablarle a niños poco interesados.

Realmente, entre otras cosas me pasa ESO

A veces los chicos no prestan atención o a veces soy yo el que falla en los métodos.

Por ahí enseño muy difícil y son alumnos de 3, 6 y 7 grado

 

E- Te entiendo, nadie identifica el problema real, y le terminan echando la culpa al maestro o al profesor.

Es más desgastante sostener un rol con 30 personas que lo desafían, que dibujar un plano, en un banco de arquitecto.

 

D- En este caso, no me echan la culpa.

Es más, dicen que doy muy buenas clases. Pero es como que yo siento que podrían ser mejor las clases. Quiero que lo sean pero no estoy satisfecho.

 

E- No digo de que te echen la culpa principalmente de afuera, vos mismo lo hacés, auque de afuera, de un modo indirecto, los otros también lo hacen.

 

D- Sí, también, eso.

Es un rol que hay que sostener.

30 chicos.

Que participe ése que está deprimido, que el que se porta mal trabaje, etc.

 

E- Ese es el tema, sostener un rol es armar un castillo de naipes, fabricado de mensajes…

se te cae una carta… se derrumba todo… y levantarlo es extremadamente desgastante.

 

D- Exacto. Estás dando en la tecla y me gusta esa imagen del castillo!

Gracias.

 

E- Un mensaje contradictorio admitido por parte del docente te patea el rol y quedás fuera de lugar y vulnerable.

 

D- Incluso he pensado en dejar horas. Porque yo quiero hacer que en mis clases los chicos ‘exploten’ pero no puedo hacerlo manteniendo 7 cursos distintos.

 

E- Porque lo primero que uno hace es implosionar la angustia, y se convierte en un ¿Seré yo?

Te empezás a auto-juzgar.

Auto-criticar implacablemente.

No, no sos vos, es una sociedad que no permite que sus hijos salgan de la simbiosis materno-familiar, por tanto son incapaces de reconocer algo bueno aparte de sí mismo.

Y vos solo, no lo vas a cambiar.

Hasta que el directivo no entienda esto, no puede poner de acuerdo a todos los profesores.

Y hasta que los profesores no estén todos de acuerdo, no se puede construir el castillo global que implica la narrativa de un colegio.

Por tanto es remar en dulce de leche… pero no tibio… sino recién sacado de la heladera.

 

D- Los directivos me apoyan. Son personas de orden. Católicas practicantes (es un colegio de ……., con las limitaciones que se quieran señalar)

Entre los docentes también hay cierta uniformidad, no total, no completa, pero hay muchas coincidencias.

Por ahí no hay uniformidad en cuanto a “los modos” pero sí en cuanto a que debe primar el orden, la autoridad del docente. Exigirlos a los chicos.

 

E- Mirá hay mucha gente buena como directivo, pero no conozco ninguno que identifique la clave del problema y se implemente, a todo nivel, el “cómo” mejorarlo.

Para poder convertir a la escuela en un “surrogante” del padre simbólico que los niños necesitan.

 

D- ¿Y cuál es la clave del problema? ¿El problema es la contradicción en que colocamos a los alumnos? ¿Es eso?

 

E- El problema es que debe haber tolerancia cero con cualquier mensaje emitido por el niño que contradiga el mensaje total de la institución.

Para empezar la disciplina.

No se puede dar clase en medio del murmullo. Punto, basta, eso es un mensaje de parte del alumno, que dice ‘no me interesa lo que el profesor está diciendo’.

No significa que hay que ser rígido, hay que aflojar en muchas cosas, pero ser muy firme con los mensajes fundamentales.

 

D- Los niños no envían mensajes ‘contradictorios’ con la fe católica. Simplemente rompen las pel*****, se portan mal, interrumpen, no estudian, son insolentes…

Eso, el murmullo.

Me revienta.

 

E- No, no te hagas drama, a ese nivel la fe está a años luz de distancia.

No es ese el tipo de mensaje al que me refiero.

Es el desafío al rol docente y al rol institucional.

 

D- ok

 

E- Yo soy un tirano cuando doy clases, no lo permito en absoluto, pero me desgasta, me quieren los chicos, pero siempre intentan torcerme el brazo, y a veces lo logran.

 

D- Intento también yo ser lo mismo. Que nadie hable sin levantar la mano. Que no se interrumpan. Que ningún alumno corrija a otro (para eso estoy yo!) jajaja.

E- Eso es el ladrillo del edificio, sin eso no hay edificio, en eso tendría que haber un consenso absoluto por parte de todos los profesores, del directivo, una voluntad explícita de mejorarlo.

Recursos humanos orientados a conseguir una mejora en ese ámbito, entre los profesores y el directivo.

Un protocolo para medir si se mejora o no en ese nivel.

Recursos humanos para explicarle a los padres lo qué se pretende.

Y en 5 años tenés un colegio de excelencia en serio, que no es un colegio de elite.

Nada más que apuntando a esas tres cosas que vos pusiste:

Que nadie hable sin levantar la mano. Que no se interrumpan. Que ningún alumno corrija a otro

Son mensajes “atómicos” o “celulares”, el desafío al rol es como el Sida, rompe la célula desde adentro.

 

D- Genial.

Claro.

Si lográsemos éso, TODO sería mejor

 

E- No solo sería mejor, te puedo asegurar que tendrías un colegio de excelencia. Que no es lo miso que un colegio elitista.

 

D- Claro

Sí.

Y ahora…

Mi mente.

Yo tengo problemas de garganta,

problemas nerviosos,

a veces me siento sin ganas de corregir,

me gusta planificar,

me encanta dar clases.

 

E- En suma has definido a un profesor de vocación…

Nada que no me pase a mí…

 

D- JAJAJAJAJAJAJA

Sé que la corrección es importante y cuando la hago, soy minucioso.

Muy minucioso.

Facebook me quita fuerzas también. Fuerzas y tiempo.

 

E- No, en eso podés aflojar… el mensaje de la corrección es “tengo un otro que mide mi producción en orden a una acreditación”, nada más, ni nada menos.

Acordate siempre esta definición:

Mi enseñanza como maestro es siempre una condición de instrucción incompleta, mi enseñanza no es el emergente, mi mensaje condiciona todo exigiendo de una ‘condición de instrucción incompleta’ un aprendizaje que sobrepase dichas condiciones.

 

D- A ver…

Ya lo copié, lo voy a releer.

 

E- Es complejo, pero hay que entenderlo a fondo para poder relajarse.

La koiné pedagógica nos ha hecho creer que TODO es culpa del maestro si algo no funciona.

 

D- Claro

Posición absolutamente falsa

 

E- Y siempre volvemos a los estereotipos de los defectos del docente.

Todas las reuniones de formación más que la instrucción de un profesional parecen un examen de conciencia de un retiro ignaciano.

Con la consigna: EN QUÉ ESTAMOS FALLANDO

 

D-¿ Nos quita confianza en nosotros mismos? ¿eso decís?

 

E- No solo, también te angustia y te atribuye responsabilidades que no te competen.

Lo que se pretende en esas reuniones de formación o inspiracionales es que si fuésemos cuasiperfectos nuestro curso funcionaría a las maravillas.

Y no es así,

es un trabajo como cualquier otro,

no se me puede estar pidiendo que sea el mejor maestro de la historia en cada reunión de formación.

Lo único que lográs es angustiar y cansar a la persona que tenés enfrente.

 

D- Bueno, eso es tal cual

No lo había pensado pero ahora lo veo.

 

E- Sí…

La educación es SIEMRE una condición de instrucción incompleta, es decir vos le das lo suficiente y necesario de lo que se necesita, pero no el NON PLUS ULTRA que necesita cada individuo.

 

D- claro

Requiere que luego el alumno ponga lo suyo ‘encima’ de lo que yo le doy.

 

E- En eso tenemos que dar espacio al emergente que es la capacidad del individuo de aprender. Hay que darle el espacio para que él se mueva y adquiera, invente y sea creativo.

Acordate que muchas de las sonceras pedagógicas modernas vienen del estudio de la discapacidad.

Y la pedagogía de la discapacidad es una cosa y la pedagogía del alumno digamos ‘normal’ es otra.

 

D-¿Estamos transfiriendo lo que sería válido en un campo a OTRO CAMPO en el que no lo es?

 

E- ¡¡¡¡Absolutamente!!!!!

En esos chicos para que haya avance real el educador tiene que poner casi TODO lo que el niño aprende, y ahí sí,  casi todo depende del educador.

Todos los avances pedagógicos se importan de ahí acríticamente.

 

D- Muy interesante.

Claro.

O sea

¡ESTAMOS TRATÁNDOLOS COMO DISCAPACITADOS!

¡Los estamos lastimando!

¡¡¡Le estamos diciendo “sos un discapacitado” al tratarlo como un discapacitado!!!

 

E- Ese es el tipo de mensaje atómico o celular del que yo te hablo, que cuando está instalado te destruye los demás mensajes.

 

D-El mensaje del lazarillo,

pero algo no entiendo,

si yo me examino,

como docente,

Yo los exijo.

Les doy contenidos arduos.

Se los explico pero tampoco se las hago tan fácil.

Mis exámenes son exigentes (dicen),

y cuando preguntan b****, contesto con evasivas o ironías

para que no se hagan los piolas.

Creo que, en conciencia, yo no los trato como paralíticos…

 

E- Sí, vos no lo hacés, pero no tenés una cultura institucional absolutamente enfocada en esto e intolerante en todo lo que desafíe este conjunto de mensajes.

Cuando se crea esa cultura, se crea la asimetría.

Que implica el mensaje “Estoy delante de alguien que me puede dar algo valioso”.

Entonces recién aparece el “deseo”.

El deseo de superarse y con ello el deseo de aprender.

 

D- O sea: OTROS le crean ese mensaje.

 

E- Claro

 

D- O sea: yo tengo que partir de uan situación de -10

No de cero, sino de -10.

Todos los mensajes que el niño recibe son “soy un discapacitado”. ¿Es eso?

 

E- Digamos que la cultura institucional instalada.

Toda la educación en todas partes hasta que no tengas directivos que entiendan todos estos elementos parte de – 20, aunque en apariencia parezca un colegio “serio”.

El que vos mencionás es uno de tantos mensajes equivocado.

 

D- O sea que yo, como docente tengo que tomar conciencia de que si algo no sale como espero, NO ES que yo soy un desastre,

ni un mal docente,

ni un p***,

ni un rigorista,

ni un cuadrado.

 

E- Totalmente, estás trabajando en un sistema destinado por su misma estructura al fracaso.

No puede ser desde ningún punto de vista culpa tuya.

No quiere decir que no hagas lo mejor posible.

Pero el éxito global e individual de los rendimientos educativos pasa principalmente por la cultura institucional. Y eso no depende de vos.

 

D-Pero sí quiere decir que no debo frustrarme.

Ni pensar que ‘yo soy’ el culpable de…

No entiendo este punto:

iii) Una experiencia que, si es procesada, puede conducir a un cambio en la personalidad, tiende a causar resistencia a través de la distorsión o la negación de sus características simbólicas

 

E- Eso es Sócrates puro, o Ausubel.

Si vos querés cambiar a alguien partí de lo bueno que tiene, que desde ahí construya lo que le falta, para que pueda apropiar el resto como una conquista de algo que siempre tuvo.

 

D- Ok

Eso. Y no… ¿qué? ¿qué es lo que no hay que hacer?

 

E- Ser un iluminado:

“Yo te voy a redimir de tu incapacidad con mi práctica super pedagógica”.

No, vos vas a hacer lo que medianamente puedas.

 

D-  mmmmmmmmmm

 

E- Ni Jesucristo, el Gran Maestro, logró aprendizajes donde el sujeto y la cultura estaban corruptas.

 

D- Ok. Convengamosa en que eso pocos lo dicen. Pero, ¿es posible que yo lo diga ‘con actos’, sin darme cuenta, sin quererlo, pero lo diga?

 

E- Sí, eso sí es probable. Si a vos te han puesto la etiqueta de “Exigente”, de algún lado y de algún convencimiento interno salió.

 

D- Ok.

¿Y entonces?

¿Cómo hago para ser exigente y no generar resistencia?

 

E- Entonces caer de nuestro narcisismo… como debemos hacer todos, todos los días…

Saber mostrar nuestro lado falible…

Cuando defiendo una etiqueta como “exigente”, me coloco en un lugar omnipotente. Y Dios solamente es absolutamente proveedor… solo Dios, como dice Kierkegaard provee el contenido y el continente para aprender algo.

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: