Anuncios

¿Eres un abusador o un abusado? Los derechos básicos de una relación sana

Muchas veces permitimos que la gente en nuestras vidas nos trate como esperamos ser tratados. Si sentimos desprecio por nosotros mismos o entendemos muy poco de nosotros mismos, podemos elegir compañeros u otras personas importantes que reflejan y nos devuelven y proyectan esta imagen de nuevo hacia nosotros. Si estamos dispuestos a tolerar el tratamiento negativo de los demás, o de tratar a los demás de manera negativa, es posible que también nos tratames a nosotros mismos de manera similar. Si usted es un abusador o un abusado, es posible que desee considerar y reflexionar sobre la forma en que tratas a ti mismo. ¿Qué tipo de cosas te dices a ti mismo? ¿Los pensamientos como “soy estúpido” o “nunca hago nada bien” dominan tu pensamiento? Aprender a amar y cuidar de nosotros mismos aumenta la autoestima y hace que sea más probable que tengamos relaciones íntimas sanas.

 

Derechos básicos en la relación

Si usted ha estado involucrado en una relación emocionalmente abusiva, puede que no tenga una idea clara de cómo es una relación sana. Evans (1992) sugiere lo siguiente como derechos básicos en una relación para que usted y su pareja:

  • El derecho a la buena voluntad del otro.
  • El derecho a la contención emocional.
  • El derecho a ser oído por el otro y ha un diálogo y respuestas respetuosas.
  • El derecho a tener tu propio punto de vista, incluso si tu pareja tiene una opinión diferente.
  • El derecho a tener tus sentimientos y experiencia reconocida como real.
  • El derecho a recibir una disculpa sincera por cualquier broma pesada que pudiera considerarse ofensiva.
  • El derecho a vivir libres de la acusación y la culpa.
  • El derecho a vivir libres de la crítica y el juicio.
  • El derecho a que su trabajo y sus intereses sean tratados con respeto.
  • El derecho a ser motivado y alentado.
  • El derecho a vivir libres de la amenaza emocional y física.
  • El derecho a vivir libres de ataques de ira y rabia.
  • El derecho a no ser llamado por ningún nombre o sobrenombre que te devalúa o denigra.
  • El derecho a que te pidan cosas respetuosamente y a no recibir órdenes.

 

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: