Anuncios

¡Madres! Hacer música mejora dramáticamente el comportamiento de los niños pequeños

niños

 

Los niños se vuelven 30 veces más cooperadores y calmos después de hacer música en comparación con la escucha de un cuento.

Ambas cosas, cantar y tocar un instrumento musical puede mejorar el comportamiento de los niños pequeños, según un estudio reciente.

El estudio encontró que los niños que habían estado tocando y/o cantando eran más cooperativos entre sí y tenían mejores habilidades para resolver problemas que los que habían escuchado un cuento( Davies et al., 2013 ).

Los resultados arrojan luz sobre una vieja cuestión:¿es la música solo un subproducto feliz de la mente humana o sirve para algún propósito?

Los resultados son impresionantes

Para llegar a esta conclusión, el estudio asignó al azar a 24 niños de cuatro años a dos grupos diferentes:

  • Música: en este grupo hacían percusión y cantaban.
  • Historias: los niños de este grupo se sentaron en silencio y escucharon un cuento.

Después a los niños se les hizo hacer pruebas de cooperación y de conducta de ayuda.

Algunos de los resultados fueron impresionantes: los niños que habían estado en el grupo de la música fueron más de 30 veces más cooperativos que los del grupo de historias y cuentos.

Los resultados también fueron dramáticos para la cooperación. Los niños que estaban en el grupo de música fueron 6 veces más propensos a cooperar como se probó después.

El autor principal del estudio, Rie Davies, dijo:

“Este estudio pone de relieve la necesidad de que las escuelas y los padres den importancia a la creación musical y el papel que tiene en la vida de los niños en cuanto a la vinculación social y conductas de ayuda y servicio en relación a los demás. Hacer música en clase, especialmente el canto, puede animar y fortalecer a los alumnos con distinto nivel de aprendizaje y dificultades emocionales de modo que se sientan menos alienado en el ámbito escolar “.

La función prosocial de la música

Estos resultados apoyan un estudio previo que también encontró efectos beneficiosos de la música sobre el comportamiento de los niños pequeños ( Kirschner y Tomasello, 2010 ).

Los autores de ese estudio argumentan que esta evidencia sugiere que la música es algo más que un interesante subproducto de las importantes funciones humanas, de hecho ayuda a importantes funciones:

“Una de estas funcioneses la creación y mantenimiento de lazos sociales y el compromiso prosocial entre los miembros de los distintos grupos sociales, en última instancia, aumentar la cooperación y la conducta prosocial del grupo interno.” (Kirschner y Tomasello, 2010).

Concluyen diciendo:

“… Los niños de hoy tienen una proclividad innata para producir y para disfrutar de los comportamientos musicales como las que se hicieron en nuestro estudio. Esta tendencia, junto con la eficiencia de la música en la coordinación de la voz y la acción – poniendo de manifiesto la intención compartida de actuar en conjunto como un “nosotros”, es decir como unidad – alentó a los niños de nuestro estudio a comportarse de manera más cooperativa y pro social hacia los demás “.

 

Anuncios
  1. #1 por homepage el 1 marzo, 2014 - 11:59 AM

    It truly is actually a fantastic and beneficial piece of details. I am delighted that you distributed this convenient details here. Be sure to stay us informed like this. Many thanks spreading.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: