Anuncios

El contexto del nacimiento de la psicología de Wundt en Alemania

La psicología de la conciencia  Wilhelm Wundt en el laboratorio (ca. 1910) como «sujeto experimental» rodeado de sus colaboradores Dittrich (sentado), Wirth, Klemm y Sander (de izquierda a derecha). Antes del siglo XIX, eran los filósofos quienes habían practicado la psicología, especulando sobre la mente. Ahora, la psicología llegaba a los laboratorios y los primeros psicólogos esperaban poder reemplazar las especulaciones filosóficas por descubrimientos científicos rigurosos, consiguiendo así que la subjetividad se rindiera ante la objetividad de las investigaciones. Sin embargo, el trabajo de laboratorio no garantizaba que la psicología no se utilizase con fines políticos o personales. Posteriormente, Sander pondría la psicología al servicio del nazismo.

Hacia el último cuarto del siglo XIX se dieron las condiciones necesarias para que la psicología emergiera como ciencia autónoma. Como ya hemos visto, el destino de la psicología científica era nacer como un híbrido de fisiología y filosofía de la mente, que a mediados del siglo se empezó a denominar psicología. Wilhelm Wundt ( 1832-1920) fue el médico-filósofo que estableció la psicología como disciplina académica. N o consiguió entrar con su pueblo (las futuras generaciones de psicólogos) en la «tierra prometida» de la ciencia, pero gracias a él se reconoció a la psicología como disciplina independiente. )

EL CONTEXTO

Como ya hemos visto, son varios los orígenes institucionales de la psicología. En este capítulo nos centraremos principalmente en el establecimiento de la psicología como disciplina académica y ciencia experimental. Aunque hoy en día el concepto de ciencia experimental es algo que damos por sentado, de hecho se trataba de un desarrollo novedoso de los siglos XIX y xx. Newton había erigido la física más sobre la observación de los cielos que sobre la experimentación, aunque se le puede considerar un ávido experimentador en los campos de la alquimia y de la óptica. La química y la fisiología (como vimos en el capítulo anterior) apenas acababan de surgir en el siglo XIX, y la aplicación sistemática de la experimentación en medicina no llegaría hasta 1948, el año en el que se publicaron las primeras pruebas clínicas controladas de un fármaco (la estreptomicina). Por lo tanto, Wundt fue muy atrevido al dar el paso de proponer que la psicología, tradicionalmente una rama de la filosofía, fuera una ciencia experimental. Para llegar a comprender la naturaleza y el destino de la primera psicología experimental es necesario estudiar su lugar de nacimiento: la universidad alemana y los exclusivos valores inculcados a quienes allí estudiaban.

Las universidades alemanas: Wissenschaft y Bildung

La victoria de Napoleón sobre Prusia en la batalla de Jena en 1806 cambió el mundo, aunque no de la manera en que el emperador esperaba, porque condujo a la creación de la universidad moderna, centrada en la investigación. El Kaiser prusiano, derrotado en la batalla, decidió modernizar íntegramente su nación, incluida la educación de sus ciudadanos. Al iniciar este proyecto, Federico Guillermo 111 de Prusia dijo: «El estado debe reemplazar con fuerza intelectual lo que ha perdido en recursos materiales» (citado por Robínson, 1996, p. 87). Los eruditos, a petición del ministro de educación, concibieron y construyeron un nuevo modelo de universidad: la Universidad de Berlín, fundada entre 1807 y 1810. Con la unificación de los estados alemanes en 1871, en el Segundo Imperio Alemán de Bismarck, la Universidad de Berlín se convirtió en el modelo de las demás universidades alemanas y, en algunos casos, de las demás naciones.

Hasta ese momento, en Alemania y en todos los demás países, la educación superior se reducía a la formación para tres tipos de profesiones: médico, abogado y sacerdote. No existían clases oficiales para científicos, y la mayoría de ellos se formaban, al igual que los artistas, gracias al apoyo de adinerados mecenas o de las Reales Sociedades Científicas de Inglaterra o Francia. En las universidades europeas los filósofos naturalistas preferían ampliar la ciencia aristotélica a intentar demostrarla con pruebas. En Estados Unidos no hubo universidades hasta después de la Guerra de Secesión. Hasta entonces sólo había algunos centros financiados por distintas iglesias en los que se podían formar algunos jóvenes, hombres y mujeres, de la respectiva confesión. Muy pocas personas recibían una educación superior y, excepto para aquellas que aspiraban a una de las tres profesiones mencionadas anteriormente, ésta no se entendía como una manera de acceder a una carrera profesional, sino como una preparación para entrar a formar parte de una sociedad de personas cultas e instruidas. La nueva universidad del Kaiser suponía una auténtica innovación que terminaría convirtiendo las universidades de todo el mundo en importantes motores para el desarrollo de sus respectivos países.

El plan de este nuevo modelo de universidad fue trazado por Wilhelm von Humboldt (1767-1835). Este proponía dos objetivos para la nueva universidad: Wissenschaft y Bildung. Wissenschaft se traduce normalmente como «ciencia», pero esta traducción induce a error. La Wissenschaft hacía referencia a todo cuerpo de conocimientos organizado sobre principios definidos, y campos como la historia o la filología podían considerarse tan Wissenschaften como la física o la fisiología. De hecho, el nuevo modelo de universidad adoptó su vehículo de formación superior, el seminario, de la filología. En los seminarios filológicos, un pequeño grupo de estudiantes trabajaban a fondo un tema bajo la tutela de un reconocido maestro en la materia. Este modelo humanístico se convirtió en la base de la organización de los laboratorios de investigaciones científicas como el de Wundt.

Bildung era un concepto típicamente alemán, que se refería a la formación autodidacta de una persona a través de una amplia educación humanista. Smith (1997, p. 375. p. 484) define así el concepto Bildung: (<Este término denota el valor de totalidad, de integración. en una persona, un estado en el que cada parte de La educación y de la vida contribuye a la consecución del bien, la verdad y la belleza. Es una cualidad personal ideal, pero también es la cualidad que hace posible un elevado nivel de cultura en una nación». En su propuesta, Humboldt se refería a ello como «la formación espiritual y moral de una nación» (citado por Lyotard, 1984/1996, p. 484). Los productos de la Bildung eran los ciudadanos formados culturalmente, los Bildungsbürger. Eran tal vez lo más parecido que ha producido cualquier sociedad a los Guardianes de la concepción utópica del mundo de Platón. aquellos ciudadanos con un mayor nivel de educación que gobernaban La República y que se definían a sí mismos con las Ideas de la Belleza. La Verdad y el Bien.

Desde el principio existió una tensión entre estos dos objetivos: ¿Cómo puede la persecución del conocimiento por sí mismo -la erudición y la investigación científica- contribuir al de arrollo espiritual de la ciudadanía? Humboldt intentó unificar los objetivos de la investigación y la Bildung relacionándolos con tres objetivos coordinados de la nueva universidad. El primero era «derivar todo de un principio originario» (el objetivo de Wissenschaft). El segundo consistía en «relacionar todo con un ideal» (el objetivo de la filosofía). Y el tercero era «unificar ese ideal y ese principio en una única idea» (poniendo así la ciencia al servicio de la justicia en el estado y la sociedad. objetivo también de la filosofía) (citado por Lyotard. 1984/1996. p. 485). Obsérvese que la filosofía desempeña una función central en el esquema de Humboldt. Al filósofo le correspondía la tarea de ofrecer los fundamentos de todos los conocimientos científicos o humanísticos y de sintetizarlos en una única concepción unitaria del mundo (Weltanschauung) al servicio de elevados ideales morales y sociales.

Económicamente, la universidad alemana descansaba sobre la formación de los profesores de sus gymnasia (institutos de orientación académica para los miembros de la emergente clase media). Los futuros profesores de dichos centros pagaban por recibir una rigurosa formación en todos los campos de estudio, de la literatura a la física, para poder así pasar los difíciles exámenes de admisión. A continuación contribuían a la Bildung de sus estudiantes. A partir de 1866, la psicología empezó a formar parte del programa de filosofía. La tensión entre la formación humanística del carácter y la formación científica y académica de las distintas áreas de investigación especializada quedaba patente en el programa de los profesores. A medida que fue avanzando el siglo XIX, los programas pasaron de insistir en una educación humanista amplia a fomentar el dominio de un campo específico.

El desarrollo de la psicología en las universidades alemanas se vio profundamente afectado por los objetivos institucionales de la Bildung y la Wissenschaft (Ash, 1980). La importancia que Humboldt concedía a la investigación científica convirtió a las universidades alemanas en instituciones más abiertas que ninguna otra a la creación de nuevos campos de investigación científica. Alemania lideraba entonces la Revolución Industrial, y Richard Littman (1979, p. 51) sostiene que, en sus universidades. «Alemania industrializó el proceso de adquisición y aplicación del conocimiento». Así, afirma Littman, Alemania estaba abierta como ninguna otra nación a la creación de nuevas disciplinas científicas prometedoras de una mayor producción de investigación pionera a nivel mundial.

Al mismo tiempo, la tensión entre la formación especializada y la amplia formación espiritual frenaba el crecimiento de la psicología. Los académicos de la generación de Wundt construyeron las universidades alemanas y estaban comprometidos con la tarea unificar la erudición y la investigación con la Bildung humanista. Intentaron en todo momento permanecer fieles a la visión de Humboldt, creando amplios sistemas de conocimiento que coordinaran la filosofía, las humanidades y las ciencias al servicio de Una única Idea,. Wundt, entre otros pensadores concebía la psicología como parte de la filosofía, no como parte de las ciencias naturales. Pero. al finalizar el siglo, a la Bildung y a la construcción sistemática se les rendía más homenajes en los discursos ceremoniales que en la práctica. Los estudiosos y los científicos preferían dedicarse a estudios técnicos especializados. La segunda generación de psicólogos trabajó para convertir la psicología en una ciencia natural autónoma libre de servidumbres respecto de la filosofía. Sin embargo, a los filósofos y a los humanistas les incomodó la intrusión de la ciencia en su terreno, y el Ministerio de Educación no dio prioridad alguna a convertir la psicología en una ciencia puesto que no encajaba fácilmente en la educación profesional propia de los Bildungsbürger. La ciencia de la fisiología pertenecía a la medicina y estaba al servicio de los objetivos profesionales de ésta. Otras ciencias, como la química y la física (especialmente la primera), estaban al servicio del desarrollo de la industria alemana. La psicología se había quedado huérfana, rechazada por la filosofía e incapaz de encontrar un hogar en ninguna otra parte.

Anuncios
  1. #1 por Pet Donation el 18 febrero, 2014 - 4:55 PM

    Hey there, You may have conducted an incredible employment. We’ll absolutely digg that along with on their own advocate to help my girlfriends. We’re self-confident they will be benefited from this site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa... en la zona de promesas.

    Gustavo Cerati


  • Seguime en Twitter
  • ¡El cedro no tolera la maceta!

    Hölderlin


  • Se multiplicaron unos pequeños grupúsculoss restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé asi y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, incluso los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida.

    Cardenal Bergoglio (ahora Francisco)


  • Lo que eres habla tan fuerte, que no se te escucha lo que dices.

    R.W. Emerson


  • No es la presencia o ausencia de angustia, su calidad o incluso su cantidad lo que permite predecir la enfermedad o el equilibrio psíquico ulterior. Lo único significativo al respecto es la capacidad del Yo para dominar la angustia

    Ana Freud


  • Toda estructura narcisista necesita de alguien a quien frustrar.

    Berenstein


  • Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar.

    Antón Chéjov


  • Yo no soy un cristiano: Uds. tampoco. Pero yo sé lo que es el ser cristiano y Uds. no. Yo sé que no soy cristiano; Uds. no lo saben y se creen cristianos; y enseñan un cristianismo mitológico.

    S. Kierkegaard


  • Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una decisión heroica.

    Adolf Hitler


  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas, otra alma humana

    Carl G. Jung


  • Mira, no tengo tiempo para tales estudios (una leyenda local griega, cada uno puede remplazarla con algo de su interés objetivo....). Te diré por qué.... Antes debo conocerme a mí mismo, como dice la inscripción de Defos, y veo claramente el ridículo que significaría que yo, que aún carezco de ese conocimiento, me entregara a examinar cosas ajenas a él.

    Sócrates


  • Prefiero morir como un puma que vivir como una gallina.

    Cacique Huazihul


  • si te dibujo sin rostro es por que amo tu interior

    Miguel Mateos


  • Sometimes there's so much beauty in the worId. I feeI Iike I can't take it... and my heart... is just going to... cave in.

    American Beauty


  • Lo que hayas heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo.

    Goethe


  • Cuando señales al cielo muchos estúpidos mirarán la punta de tu dedo

    Confusio


  • Judas no nos escandaliza. Pero imaginemos que a Judas lo hubieran encubierto los Apóstoles, disimulando sus afanos o la traición, o justificandola con el argumento de que "Dios escribe derecho con líneas torcidas": eso sería escandaloso.

    Ludovicus


  • La clase de filosofía que se elige, depende por tanto de la clase de hombre que se es: pues un sistema filosófico no es un mobiliario muerto que se puede rechazar o aceptar a nuestro antojo, sino que está vivificado por el alma del hombre que lo tiene.

    Johann Gottlieb Fichte


  • Stay hungry, stay foolish.

    Steve Jobs


  • Se puede adorar al verdadero Dios como si fuera un ídolo, y a un ídolo como si fuera el verdadero Dios.

    Sören A. Kierkegaard


  • Cuando se comienza a tener la costumbre de atender a los asuntos, se desprecian todas las teorías, empleándolas, como los geómetras, no para marchar en línea recta, sino para continuar en la misma dirección.

    Napoleón Bonaparte


  • Soy hombre, nada de lo humano me será ajeno

    Terencio


  • No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.

    Dostoievski


  • sólo me encuentro cuando de mí huyo

    Fernando Pessoa


  • Every man dies, not every man really lives

    William Wallace


  • Únicamente debe elegirse el atajo cuando estamos seguros de alcanzar íntegramente la meta [un hombre pleno] que buscamos en ese atajo. Y esta meta [el hombre pleno] no se podría alcanzar si al hombre no se le permitiese pecar [el atajo hacia el hombre pleno: coartar la libertad].

    Tomás de Aquino


  • He sufrido mucho en mi vida por causa de sacerdotes estúpidos, cansados, obnubilados y aun malvados; pero ahora sé lo bastante de mí como para ser consciente de que no debo abandonar la Iglesia (que para mí significaría abandonar la alianza con Nuestro Señor) por ninguno de estos motivos: debería abandonarla porque no creo...

    J.R.R. Tolkien


  • Ora posso amare, ora; Ora posso correre e giocare; Ora volo sopra le parole; Sopra tutte le persone; Sopra quella convinzione; Di avere la verita'..

    Giuseppe Povia


  • La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

    Sören A. Kierkegaard


  • El que no dice la verdad se hace cómplice de los mentirosos y falsificadores.

    Charles Péguy


  • Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

    Fernando Pessoa


  • I am the master of my fate: I am the captain of my soul.

    William Ernest Henley


  • Los discípulos de un maestro sufren mucho más que el mártir.

    Nietzsche


  • Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

    Nietzsche


  • Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.

    San Ambrosio


  • el hombre sano, el hombre pleno y el santo tienen algo en común: ser iconoclastas de sí mismos

    Plagium Ludovicus


  • Sólo hay un vicio, un vicio: vivir de té beodo / y no tocar el vino por no soltar verdades. / Sólo una cosa hay necesaria: TODO. / El resto es vanidad de vanidades.

    G. K. Chesterton


  • Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la "política"... a la Justicia y a la Caridad, está lista.

    Leonardo Castellani


  • ¡Qué tu felicidad no se rinda!

    Chicho (el peque)


  • Si tuviera que predicar un solo sermón, sería contra el orgullo.

    G. K. Chesterton


  • la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes

    Tomás de Aquino


  • Dame, Señor, el sentido del humor, para que pueda obtener algo de felicidad en esta vida y compartirla con los demás.

    Tomás Moro


  • con el número Dos nace la pena

    Leopoldo Marechal


  • El ser humano es raro. La certeza empacha, la duda genera anorexia. Sólo la verdad alimenta.

    Ludovicus


  • Web Analytics Clicky
  • RSS .

  • RSS .

  • RSS +

A %d blogueros les gusta esto: