Etiopatogenia y genética de la esquizofrenia.

ETIOPATOGENIA

 

La gravedad, frecuencia y polimorfismo de la esquizofrenia han originado a lo largo de la historia numerosas teorías que han intentado explicar su fisiopatología o sus génesis a veces, incluso, basándose en simples hechos aislados. Actualmente todavía se desconoce la fisiopatogenia que sustenta esta enfer­medad, por otra parte no bien definida. En las líneas siguien­tes se expondrán algunas hipótesis y hallazgos más impor­tantes: genéricos, ambientales y neurobiológicos.

 

GENÉTICA

Actualmente, uno de los campos en los que está surgiendo más producción científica dentro de este ámbito es el estu­dio de los genes, habiendo evidencias de que nuestro ADN influye a la hora de desarrollar una esquizofrenia. De tollos modos todavía se desconoce cómo se produce esta transmi­sión, quizá los genes actuarían de manera indirecta, siendo necesario tener una “predisposición» para la enfermedad, pero no siendo suficiente por sí mismos para desarrollarla.

El riesgo de tener esquizofrenia para los descendientes de un progenitor con esquizofrenia es del 13% y aumenta al 46% para los descendientes de ambos progenitores con esquizofrenia, siendo del 9^% para los hermanos, es decir, que los sujetos con un familiar que padece esquizofrenia tienen más posibilidades de desarrollarla. Otros estudios que han aportado información relevante dentro de este campo son los realizados con niños adoptados, llegando a diversas conclusiones los sujetos que han sido adoptados y tienen un progenitor biológico con esquizofrenia tienen una mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad que los niños adoptados que no tenían un progenitor biológico con la enfermedad, los niños que tienen un progenitor biológico afectado de esquizo­frenia tienen más probabilidades de tener problemas durante el desarrollo (problemas en la demarcación de límites, senti­mientos de opresión y creación de conflictos) que aquellos que también son adoptados y no tienen ningún progenitor afectado y aquellos que presenten con más intensidad dichos problemas son los que tienen mayor probabilidad de ser diag­nosticados de un trastorno del espectro psicótico.

Actualmente no queda claro qué cromosoma estaría más vinculado con la herencia de la predisposición a la enferme­dad, de este modo se han relacionado cromosomas diversos: 1, 2, 5, 6, 8, 10, ll, 13, 15, 22 y X. Todo ello demuestra que es un conocimiento en expansión que todavía ha de aportar muchas respuestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s