Anuncios

Máximas. ‘Harto de San Juan’ o ‘El atroz encanto de ser sanjuanino’. Psique y Eros

¿Casualidad que el lugar más conocido de San Juan sea el más árido del planeta?

Estoy harto de San Juan. No veo la hora de terminar psicología para irme. Seguro que también tiene que ver conmigo, nunca todo lo malo está nada más que afuera (tal vez estoy esperando, íntimamente, que me demuestren cuan equivocado estoy). Pero este es un matrimonio que no va a funcionar. Y como dice y repite mi amada Sonia: “es más fácil cambiar de persona que a la persona”… ¡IMAGÍNENSE CON LAS SOCIEDADES! No me banco más mentalidades tan, tan, pero tan chiquitas y mezquinas. ¿Me ayudan a escribir “El atroz encanto de ser sanjuanino”? (Los no-sanjuaninos pueden participar pasivamente, como observadores, o si se animan a meter la cuchara, con mucho… mucho tacto o simplemente preguntando, como quien quiere saber por qué…)

Anuncios
  1. #1 por Alejandra el 28 febrero, 2011 - 11:42 AM

    Yo me considero del mundo…puedo estar aquí, puedo estar allí y adaptarme con más o menos facilidad al nuevo ecosistema. Siento que es muy típico del sanjua esto de sentirse agobiado por “el afuera”: pueblo chico infierno grande, el puterío, el techo profesional, la marginalidad si sos distinto…Mmmm.Yo nací y viví en san juan y esas cosas no me pasaron…y no por convencional.Como dije, soy del mundo e hice “mi mundo” y en él ese tipo de reglas no entraron a jugar nunca.No hay gente de ese palo en mi comuna.Y tampoco traslado eso a otros lugares. Porque es muy típico que cuando un sanjua se va a otro lugar…. empieza a sentirse agobiado por “el mendocino careta”, “el porteño pedante”, y las cuestiones que ofrece cada sociedad. San Juan tiene sus cosas lindas y sus cosas feas…y todos los otros lugares también…COMO CADA UNO DE NOSOTROS, QUE CONTRIBUIMOS A ESE ECOSISTEMA. YO ELIJO COMO CONFIGURAR MI MUNDO, EL DE ACÁ Y EL DE ALLÁ. Y YA NO ME JODE NI ME QUIERO ESCAPAR DE NINGÚN LUGAR.

  2. #2 por psiqueyeros el 28 febrero, 2011 - 11:59 AM

    Excelente Ale. Esa es la visión sana y superadora, a la que debería aspirar. Pero no puedo dejar de comparar con otros lugares que son mucho más meritocráticos que San Juan. No puedo dejar de sentirme más cómodo con un porteño educado, que con un sanjuanino educado. El porteño educado no se siente amenazado por otra persona educada, nació y creció en una enorme urbe donde funciona más la meritocracia que la conozco-a-alguien-cracia. El sanjuanino educado todavía no salió de su estadio esquizoparanoide. Todavía no integró lo bueno que tiene en una posición depresiva con muchos que tienen muchas cosas buenas, más buenas y menos buenas que las propias, por lo que se siente, casi siempre, amenazado por el bien ajeno. Igual, repito excelente tu análisis. Tal vez lo mío no tenga solución, yo soy del mundo por experiencia, no desde adentro, como vos. Viví en muchos lugares del mundo, tal vez sea como los perros callejeros que se mueren de tristeza si los encierran en una casa con un solo amo. Tal vez sea un cosmopolita que sólo pueda vivir entre cosmopolitas… No sé… juzguen ustedes…

  3. #3 por Oscar el 28 febrero, 2011 - 1:23 PM

    La verdad que el dilema y la cuestión está buena… tanto el fastidio de P&E como la respuesta Ale.
    El haber vivido en tantos lados influye, porque por más que uno tire algunos trastos viejos, la mochila de la historia y de las experiencias nos acompañan a todas partes. Yo no he vivido en tantas partes, ni fuera del país pero sí he sentido ese tedium vitae por el lugar…. en mi caso mi fastidio es la chatura, la “perspectiva de rana” diría Nich… un tiempo viví en la zona rural de Mendoza y la verdad que la idiosincracia nunca la entendí y me deseperó en grado extremo… reconozco que soy muy citadino, más no asó cosmopolita… no sé si me la banque… tengo adaptabilidad y aguante, pero en estos momentos no tengo ganas de ponerlas a prueba…

    Ni les cuento de las delicias de vivir en Mendoza… soy, mendocino, amo mi tierra y sufrí cuando no estuve en ella… pero también reconozco que es una sociedad careta, como muy bien decían por allí, pacata y ridícula por momentos y el hecho de ser medio de montañas nos pone el plus de la desconfianza, la cerrazón… etc!

    Igual creo que pasa por un duro ejercicio interior de libertad y de buscar la manera de que circule ese aire fresco necesario para toda sociedad embotada y/o adormilada. No conozco mucho S. Juan, pero estoy seguro que no me agradaría vivir allí y ni hablemos de S. Luis….

    El Indio Solari de los Redonditos de Ricota creo que definío muy bien a la sociedad mendocina. Dijo: “si en Mendoza tirás una bomba, seguro que rebota…”

  4. #4 por Cande el 28 febrero, 2011 - 1:41 PM

    Siguiendo tu consejo, me abstengo de opinar sobre San Juan, que además nunca visité (tal vez llegue el día…), pero creo que las dos únicas personas no porteñas que conozco que hablen positivamente de los porteños son sanjuaninos, vos y una amiga.

    Así que gracias, je, je.

    Cande

  5. #5 por Milkus Maximus el 28 febrero, 2011 - 3:23 PM

    Ja! Lindo dilema caballero.
    Alguna vez, hace algunos años, harto de Buenos Aires, barajaba la posibilidad de irme a vivir al interior, y hablando precisamente sobre estos temas, de lo podrido que uno está a veces del propio lugar, un amigo me decía algo así como “cuidado con lo que te tiene cansado cuando te vayas, no sea cosa que descubras que lo llevás puesto”. Menudo problemita sería.
    Ya desde la opinión puramente personal, le digo lo mismo que le he dicho a todos los del interior que han querido venir acá por uno u otro motivo: “hacete ver hermano, estás loco” 😛

  6. #6 por psiqueyeros el 28 febrero, 2011 - 3:58 PM

    Tal vez Oscar lo mío es lo del verso de Joaquín Bartrina:

    Oyendo hablar a un hombre, fácil es
    acertar dónde vio la luz del sol;
    si os alaba Inglaterra, será inglés,
    si os habla mal de Prusia, es un francés,
    y si habla mal de España, es español.

    Puede ser que lo lleve puesto (no por casualidad etiqueté al post Efecto Pigmalión, que es típico del que crea la realidad que detesta), Milko, puede que este post sea nada más que un par de puteadas para desahogarme y darle a los amigos la posibilidad de que me cacheteen y me digan lo loco que estoy…

    Cande, mi opinión sobre los porteños cultos es de vieja data, casi desde la adolescencia. Por supuesto, entre un porteño grasa y un sanjuanino de condición humilde, siempre me quedo con el último. La imagen generalizada del porteño en el interior es la del grasa, la del que perdió la consciencia de sí, de sus propios límites y quiere transmitir lo vivo que es al resto del universo y cuanta razón tiene en todo lo que hace o dice. Basta subirse a un taxi en la capital… Si te subís a un taxi en San Juan, es probable que viajes en un cómodo silencio o hasta tengas una conversación sencilla y agradable… de un taxi de la capital te bajás rogando al cielo que sigan manejando así… para que se autoextingan… y no le puedan echar la culpa a nadie…. (con la excepción del amigo de ustedes, Emilio, que pertenece a los dos estamentos sociales je je)

  7. #7 por Oscar el 28 febrero, 2011 - 4:23 PM

    El comentario de Milko me trae a la memoria una de las reglas del querido Iñigo de Loyola: “en la desolación no hacer mudanza”. Es claro que hablaba de otra cosa… pero es totalmente aplicable a todo ámbito…

    Unas palabritas de Yupanqui

    • #8 por psiqueyeros el 28 febrero, 2011 - 4:31 PM

      Muy bueno lo de Yupanqui… “quien se aleja junta quejas”… Con lo de San Ignacio, más allá de ciertos límites sanos de aplicación, tiene cierto sabor pavloviano en espiritualidad, refuerzo positivo y negativo= consolación y desolación….

  8. #9 por Pablo el 28 febrero, 2011 - 6:46 PM

    Hice una experiencia en San Luis.

    Cosas positivas: el ambiente natural, el clima seco (una bendición), el silencio de ciertos lugares, la ausencia de esa miseria material degradante de las villas y la gente que come de la basura, el estado de la Iglesia (en Semana Santa, confesiones hasta las dos de la mañana) y de la Liturgia (en la catedral, era estupenda).

    Cosas negativas: la chatura. Faltan iniciativas, inquietudes… O lo hace el gobierno, o no lo hace nadie. Es como cuento de Landriscina sobre un santiagueño, que tiene un graciosos ritornello: “¡¿Y para qué?!”. ¿Y para qué voy a estudiar más? ¿Y para qué voy a trabajar mejor?¿Y para qué voy a investigar? ¿Y para qué cultivar una afición? ¿Y para qué voy a ser puntual? Chatura y lentitud. Puede ser agobiante.

    Por otro, lado Buenos Aires me parece demasiado acelerado, casi enloquecedor, con eso de destinar horas del día simplemente a viajar…

    San Juan, no conozco.

    Cordiales saludos.

  9. #10 por Cande el 28 febrero, 2011 - 8:44 PM

    Pablo, la chatura, es la misma sensación que me dio a mí; la arquitectura del lugar refleja cabalmente eso.

    Comparto totalmente lo que decís sobre lo positivo.

    Y sí, en Buenos Aires perdés muuuuchoooo tiempo viajando…

    Cande

  10. #11 por psiqueyeros el 28 febrero, 2011 - 10:06 PM

    Paso en limpio algunas verdades de mis amigos comentaristas:
    *Parece ser pacífica y común a varios la visión sobre la chatura que reina en algunas ciudades del interior
    *Según mi amigo Milko y Ale (ella lo dijo indirectamente) puede que me lleve lo que me agobia conmigo
    *Puede que termine probando salir de aquí, la chatura está seguro, parece ser que no es nada más que mío el problema. En el peor de los casos es mío y del lugar. Nada pierdo con probar en otro lugar, por supuesto, si se dan las condiciones…

  11. #12 por eduardo el 17 marzo, 2011 - 1:48 AM

    Ya Sarmiento decía que el entorno condiciona, y es muy cierto que se hace bastante difícil convivir en una esfera sin afinidad. Digo afinidad, porque tal vez sean las expectativas individuales las que determinen que algo sea afín, seguramente ligado a la evolución personal. Dicho así, tendrá preponderancia el lugar más óptimo para evolucionar. Ahora bien, pregunto, podremos generalizar un entorno pasible para el desarrollo personal?

  12. #13 por psiqueyeros el 17 marzo, 2011 - 9:32 AM

    Buena pregunta Eduardo, probablemente ese “entorno perfecto para el desarrollo personal” no sea más que una exigencia de nuestro narcisismo y en realidad uno tenga que aprender a echar raíces donde fue plantado….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa... en la zona de promesas.

    Gustavo Cerati


  • Seguime en Twitter
  • ¡El cedro no tolera la maceta!

    Hölderlin


  • Se multiplicaron unos pequeños grupúsculoss restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé asi y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, incluso los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida.

    Cardenal Bergoglio (ahora Francisco)


  • Lo que eres habla tan fuerte, que no se te escucha lo que dices.

    R.W. Emerson


  • No es la presencia o ausencia de angustia, su calidad o incluso su cantidad lo que permite predecir la enfermedad o el equilibrio psíquico ulterior. Lo único significativo al respecto es la capacidad del Yo para dominar la angustia

    Ana Freud


  • Toda estructura narcisista necesita de alguien a quien frustrar.

    Berenstein


  • Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar.

    Antón Chéjov


  • Yo no soy un cristiano: Uds. tampoco. Pero yo sé lo que es el ser cristiano y Uds. no. Yo sé que no soy cristiano; Uds. no lo saben y se creen cristianos; y enseñan un cristianismo mitológico.

    S. Kierkegaard


  • Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una decisión heroica.

    Adolf Hitler


  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas, otra alma humana

    Carl G. Jung


  • Mira, no tengo tiempo para tales estudios (una leyenda local griega, cada uno puede remplazarla con algo de su interés objetivo....). Te diré por qué.... Antes debo conocerme a mí mismo, como dice la inscripción de Defos, y veo claramente el ridículo que significaría que yo, que aún carezco de ese conocimiento, me entregara a examinar cosas ajenas a él.

    Sócrates


  • Prefiero morir como un puma que vivir como una gallina.

    Cacique Huazihul


  • si te dibujo sin rostro es por que amo tu interior

    Miguel Mateos


  • Sometimes there's so much beauty in the worId. I feeI Iike I can't take it... and my heart... is just going to... cave in.

    American Beauty


  • Lo que hayas heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo.

    Goethe


  • Cuando señales al cielo muchos estúpidos mirarán la punta de tu dedo

    Confusio


  • Judas no nos escandaliza. Pero imaginemos que a Judas lo hubieran encubierto los Apóstoles, disimulando sus afanos o la traición, o justificandola con el argumento de que "Dios escribe derecho con líneas torcidas": eso sería escandaloso.

    Ludovicus


  • La clase de filosofía que se elige, depende por tanto de la clase de hombre que se es: pues un sistema filosófico no es un mobiliario muerto que se puede rechazar o aceptar a nuestro antojo, sino que está vivificado por el alma del hombre que lo tiene.

    Johann Gottlieb Fichte


  • Stay hungry, stay foolish.

    Steve Jobs


  • Se puede adorar al verdadero Dios como si fuera un ídolo, y a un ídolo como si fuera el verdadero Dios.

    Sören A. Kierkegaard


  • Cuando se comienza a tener la costumbre de atender a los asuntos, se desprecian todas las teorías, empleándolas, como los geómetras, no para marchar en línea recta, sino para continuar en la misma dirección.

    Napoleón Bonaparte


  • Soy hombre, nada de lo humano me será ajeno

    Terencio


  • No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.

    Dostoievski


  • sólo me encuentro cuando de mí huyo

    Fernando Pessoa


  • Every man dies, not every man really lives

    William Wallace


  • Únicamente debe elegirse el atajo cuando estamos seguros de alcanzar íntegramente la meta [un hombre pleno] que buscamos en ese atajo. Y esta meta [el hombre pleno] no se podría alcanzar si al hombre no se le permitiese pecar [el atajo hacia el hombre pleno: coartar la libertad].

    Tomás de Aquino


  • He sufrido mucho en mi vida por causa de sacerdotes estúpidos, cansados, obnubilados y aun malvados; pero ahora sé lo bastante de mí como para ser consciente de que no debo abandonar la Iglesia (que para mí significaría abandonar la alianza con Nuestro Señor) por ninguno de estos motivos: debería abandonarla porque no creo...

    J.R.R. Tolkien


  • Ora posso amare, ora; Ora posso correre e giocare; Ora volo sopra le parole; Sopra tutte le persone; Sopra quella convinzione; Di avere la verita'..

    Giuseppe Povia


  • La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

    Sören A. Kierkegaard


  • El que no dice la verdad se hace cómplice de los mentirosos y falsificadores.

    Charles Péguy


  • Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

    Fernando Pessoa


  • I am the master of my fate: I am the captain of my soul.

    William Ernest Henley


  • Los discípulos de un maestro sufren mucho más que el mártir.

    Nietzsche


  • Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

    Nietzsche


  • Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.

    San Ambrosio


  • el hombre sano, el hombre pleno y el santo tienen algo en común: ser iconoclastas de sí mismos

    Plagium Ludovicus


  • Sólo hay un vicio, un vicio: vivir de té beodo / y no tocar el vino por no soltar verdades. / Sólo una cosa hay necesaria: TODO. / El resto es vanidad de vanidades.

    G. K. Chesterton


  • Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la "política"... a la Justicia y a la Caridad, está lista.

    Leonardo Castellani


  • ¡Qué tu felicidad no se rinda!

    Chicho (el peque)


  • Si tuviera que predicar un solo sermón, sería contra el orgullo.

    G. K. Chesterton


  • la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes

    Tomás de Aquino


  • Dame, Señor, el sentido del humor, para que pueda obtener algo de felicidad en esta vida y compartirla con los demás.

    Tomás Moro


  • con el número Dos nace la pena

    Leopoldo Marechal


  • El ser humano es raro. La certeza empacha, la duda genera anorexia. Sólo la verdad alimenta.

    Ludovicus


  • Web Analytics Clicky
  • RSS .

  • RSS .

    • Man's Search for Meaning - Viktor Frankel
      “Everything can be taken from a man but one thing: the last of the human freedoms—to choose one’s at
      jamspm5
    • Ah, Sweet Mystery of Life!
      My first Creative Convivium on August 9th was a sweet success! Lunch-goers swooned to Ms. Alise’s so
      Kristen Caven
    • Addiction
      Like much of my generation, I was thrilled by rock & roll, beginning in my case with the Beatles
      allenstarbuck
    • Linger
      I wanna feel things deeply. I want to let myself. I used to feel like a deep scoop was taken from my
      mochachaii
    • ~Polluted Mind~
      And so it was, this dayUnlike the other, I wake to find The fowl stench of my mindStale and putrid T
      nicolemoncada
    • Coming Out as Lesbian, Gay or Bi
      Coming out of the closet and revealing your non-heterosexuality to others can have variety of reacti
      kunwarkaranvirsingh
    • The one trick that will help your toddler calm down ... and it works on adults, too!
      I ran across a trick for handling an emotional toddler that made me think, “Gee, I’m going to try th
      Cynthia Dermody
    • DOUBT
      My second week on Hansons and seventh week of marathon training (out of 18 – almost halfway th
      spiritcatrunner
    • Your life (the movie)
      Wow! It’s been a really hectic week. It’s 6 a.m. in the morning. I’ve never wrote
      thefourthdimensionoflife
    • All – Ex – Andros… Stuart France
        One is All… In Alchemy there are no short cuts. Many are those who have spent a life-time seeking
      Sue Vincent
  • RSS Feed desconocido

    • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
  • RSS +

A %d blogueros les gusta esto: