Perspectiva de Erikson.

Erikson (3) se refiere a las características diferenciales de la noción de espacio en relación con la identidad sexual. Realizando tests especiales a niños y niñas de diez a doce años, notó diferencias que se repetían en las configuraciones de sus juegos. Así, por ejem­plo, las niñas desarrollaban esos juegos predominantemente en un espacio interior y los varones en el espacio exterior. En los juegos de las primeras aparecían muñecos representando personas o ani­males dentro de espacios cerrados (habitaciones, casas) y en posi­ciones estáticas; a veces había intrusión de figuras peligrosas. En los juegos de los varones, los acontecimientos ocurrían en lugares o espacios externos (calles, plazas) o que presentaban partes salientes como conos, cilindros, torres, etcétera, y predominaban la acción y el movimiento. En el contenido manifiesto de los sueños, muchas veces es posible detectar el sexo del soñante, no sólo por la apari­ción de símbolos o por la estructura del lenguaje con que es narrado el sueño, sino por la calidad de les configuraciones espaciales que aparecen en él. El hombre sueña “contenidos” dispuestos a “me­terse en”, y las mujeres sueñan “continentes” dispuestos a “recibir a”, como expresión de sus respectivas fantasías inconscientes del esquema corporal, tendencia sexual y rol social.

 

About these ads
  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.200 seguidores

%d personas les gusta esto: