El concepto en otros autores. Klein, Segal, Wisdom

En M. Klein (14, 15) aparece mencionado el self, pero es difícil establecer si ella tenía una exacta delimitación del concepto. Con H. Segal (19) las cosas se aclaran un poco, ya que ella se refiere a la identificación introyectiva como consecuencia de la introyección del objeto en el yo (que adquiere así alguna o todas las características de aquél) y a la identificación proyectiva como el resultado de la proyección de partes del self en un objeto. M. Klein dice al referirse a la identificación proyectiva: “implica expe­ler substancias peligrosas (excrementos) fuera del self y dentro de la madre. Junto con estos peligrosos excrementos, expelidos con odio, partes disociadas del self son también proyectadas en la madre o —como preferiría decirlo— dentro de la madre” (15).

J. O. Wisdom (22) se ha ocupado del tema que nos interesa y sus trabajos nos resultaron particularmente atractivos, porque trató de relacionar sus propias ideas con los conceptos de Hart­mann y Jacobson. De Wisdom transcribimos, en versión simpli­ficada y como memento, el esquema con el cual este autor obje­tiviza sus concepciones. Más adelante, y tomando este esquema como antecedente, nosotros incluiremos el nuestro.

Wisdom (23) distingue dos maneras posibles de incorporación

de un objeto al mundo interno: 1) El objeto incorporado puede formar parte de lo que él llama la “órbita” y ser visto por el self

como un objeto interno que mantiene con él relaciones objetales internas. A este proceso el autor lo denomina “identificación o in­troyección orbital”. 2) El objeto puede ser incorporado al núcleo, formando parte así de la perspectiva del self, que no tiene relacio­nes objetales con este objeto, sino que por el contrario, unido a él, mira al mundo tanto externo como interno. Aquí se trata de una “identificación o introyección nuclear”. Según Wisdom, la identi­ficación y la identificación introyectiva, tal como se mencionan en la literatura, se refieren probablemente a la introyección nuclear. El concepto de self es empleado por él “en su sentido ordinario” que supone límites elásticos: es a veces equiparado con el núcleo; a veces con el núcleo y la totalidad del mundo interno; a veces incluye, otras excluye al cuerpo. En la introyección nuclear, el self siente “con” el objeto. En la orbital, siente “hacia” el objeto. Tal como se ve en el dibujo, Wisdom considera que su núcleo y su órbita son equivalentes de la representación del self y las repre­sentaciones de objeto de E. Jacobson, respectivamente.

* La versión completa puede consultarse en Comparación y desarrollo de las teorías psicoanalíticas sobre la melancolía, de J. O. Wisdom (23) .

 

 

Acerca de estos anuncios
  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.207 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: