Una nueva migración. Análisis e interpretaciones.

El precario equilibrio que Marisa acababa de lograr fue seve¬ramente amenazado cuando se abrió para ella la perspectiva de una nueva migración. Fue cuando su marido obtuvo un contrato ven¬tajoso, que ofrecía posibilidades importantes para su futuro, pero en “otro país”.
Esta situación desencadenó nuevamente sus angustias en rela¬ción con su identidad y la vivencia de vacío ante la pérdida de los roles conocidos.
La perspectiva de la migración actuó como amenaza de desin¬tegración. Cuando había podido llegar a desempeñar más de un rol significativo simultáneamente, sin sentirlos excluyentes, es decir, con un esbozo de integración, la nueva situación la llevó a un in¬cremento intenso de sus mecanismos esquizoides con caracteres que amenazaban convertirla en catástrofe por reactivar sus migraciones previas.
La función del análisis en estas circunstancias fue la de apun¬talar la capacidad de funcionamiento de las identificaciones intro¬yectivas para evitar que se vaciara nuevamente por sus identifica¬ciones proyectivas. En otras palabras, llevarla a reintroyectar todas las partes propias proyectadas y dispersas, y poder reconocer como propias sus pertenencias y sus decisiones. Sólo entonces podrían verse las motivaciones de la decisión, que finalmente tomó, de acom¬pañar al marido e irse: tanto las motivaciones que implicaban la actuación de mecanismos maníacos, como las que contenían una tendencia reparatoria.
Afrontar la migración entrañaba afrontar la pérdida simul¬tánea de numerosos objetos, vínculos, ámbito familiar e idioma, y ser capaz de una flexibilidad y estabilidad suficientes cono para desarrollar la vida cotidiana en el otro país.
Es decir, implicaba la necesidad de elaborar un duelo por pér¬didas múltiples y recuperar las cargas libidinales de objeto necesa¬rias para establecer vínculos nuevos.
El tema del contrato y de la eventual separación que traería aparejada fue surgiendo en el análisis, al principio como mera fan¬tasía, luego como un proyecto con dudosas posibilidades de reali¬zación, hasta que se convirtió en una situación real en la que Marisa se sintió, de pronto, instalada.
Durante este desarrollo surgieron y fueron analizadas, sucesi¬vamente, una serie de situaciones. En primer lugar recrudeció la rivalidad con el marido; según ella, ahora que había retomado sus estudios con regularidad y en forma exitosa, él no se lo toleraba y pretendía acelerar su propia carrera y, más aún, obtener un contrato muy codiciado y de alto grado de exigencia.
En otro plano, sin embargo, el marido era ella misma que no se toleraba los recientes éxitos y buscaba un medio de fugarse de las crecientes responsabilidades que los logros traían aparejadas: como, por ejemplo, cuando decía “ahora que puedo estudiar, estoy obligada a recibirme”.
En la transferencia, significaba escapar de tener que enfren¬tarse con la fantasía de haberme despojado de todo lo valioso que me atribuía y verse expuesta al castigo y la retaliación. Por otra parte, se pudo ver también que era un intento de independiza¬ción violenta del padre demostrándole que no lo necesitaba, al mis¬mo tiempo que se sometía a sus mandatos porque iría a vivir al país correspondiente al colegio al cual él la había enviado de niña. Simultáneamente con ese deseo de independizarse, no toleraba que la hermana quedara en casa porque “ocuparía su lugar” y la des¬plazaría totalmente.
Esto ilustra también un aspecto de sus dificultades con su iden¬tidad: no podía asumir totalmente ningún rol porque creía que automáticamente perdía todos los anteriores, perdía su propia con¬tinuidad en el tiempo (vínculos de integración social y temporal) .
En un nivel más regresivo sentía que no podía dejar el pecho sin correr el riesgo de perder totalmente a su madre, porque la her¬mana quedaba “en la barriga”.
Luego de las primeras sesiones en que se vio el impacto cau¬sado por la obtención del con trato y la certeza del viaje, con la vivencia de pérdida del rol en la familia y su lugar en el análisis, miedo a la confusión y fantasías de muerte, en que sería matada y reemplazada por la hermana, intentó rearmar sus defensas. Hizo una verdadera “fuga a la realidad” durante algunas semanas: des¬plegó gran actividad, organizó planes para el futuro, estudió inten¬samente y logró rendir un examen satisfactoriamente.
Pero en una sesión, después de haber llegado a un punto en que todo parecía responder a sus necesidades de reaseguramiento, ha¬biendo podido elegir entre los lugares posibles de destino uno “que no fuera muy frío”, intercaló: “¿Sabe que a mi partero se le murió una paciente?”
De ahí en más reaparecieron sus angustias con toda intensidad y la perspectiva de separación fantaseada como castración, como des¬tete y como nacimiento, pero siempre involucrando peligro de muer¬te: la migración sería un “nacimiento catastrófico”.

Acerca de estos anuncios
  1. Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa... en la zona de promesas.

    Gustavo Cerati


  • Seguime en Twitter
  • ¡El cedro no tolera la maceta!

    Hölderlin


  • Se multiplicaron unos pequeños grupúsculoss restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé asi y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, incluso los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida.

    Cardenal Bergoglio (ahora Francisco)


  • Lo que eres habla tan fuerte, que no se te escucha lo que dices.

    R.W. Emerson


  • No es la presencia o ausencia de angustia, su calidad o incluso su cantidad lo que permite predecir la enfermedad o el equilibrio psíquico ulterior. Lo único significativo al respecto es la capacidad del Yo para dominar la angustia

    Ana Freud


  • Toda estructura narcisista necesita de alguien a quien frustrar.

    Berenstein


  • Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar.

    Antón Chéjov


  • Yo no soy un cristiano: Uds. tampoco. Pero yo sé lo que es el ser cristiano y Uds. no. Yo sé que no soy cristiano; Uds. no lo saben y se creen cristianos; y enseñan un cristianismo mitológico.

    S. Kierkegaard


  • Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una decisión heroica.

    Adolf Hitler


  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas, otra alma humana

    Carl G. Jung


  • Mira, no tengo tiempo para tales estudios (una leyenda local griega, cada uno puede remplazarla con algo de su interés objetivo....). Te diré por qué.... Antes debo conocerme a mí mismo, como dice la inscripción de Defos, y veo claramente el ridículo que significaría que yo, que aún carezco de ese conocimiento, me entregara a examinar cosas ajenas a él.

    Sócrates


  • Prefiero morir como un puma que vivir como una gallina.

    Cacique Huazihul


  • si te dibujo sin rostro es por que amo tu interior

    Miguel Mateos


  • Sometimes there's so much beauty in the worId. I feeI Iike I can't take it... and my heart... is just going to... cave in.

    American Beauty


  • Lo que hayas heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo.

    Goethe


  • Cuando señales al cielo muchos estúpidos mirarán la punta de tu dedo

    Confusio


  • Judas no nos escandaliza. Pero imaginemos que a Judas lo hubieran encubierto los Apóstoles, disimulando sus afanos o la traición, o justificandola con el argumento de que "Dios escribe derecho con líneas torcidas": eso sería escandaloso.

    Ludovicus


  • La clase de filosofía que se elige, depende por tanto de la clase de hombre que se es: pues un sistema filosófico no es un mobiliario muerto que se puede rechazar o aceptar a nuestro antojo, sino que está vivificado por el alma del hombre que lo tiene.

    Johann Gottlieb Fichte


  • Stay hungry, stay foolish.

    Steve Jobs


  • Se puede adorar al verdadero Dios como si fuera un ídolo, y a un ídolo como si fuera el verdadero Dios.

    Sören A. Kierkegaard


  • Cuando se comienza a tener la costumbre de atender a los asuntos, se desprecian todas las teorías, empleándolas, como los geómetras, no para marchar en línea recta, sino para continuar en la misma dirección.

    Napoleón Bonaparte


  • Soy hombre, nada de lo humano me será ajeno

    Terencio


  • No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.

    Dostoievski


  • sólo me encuentro cuando de mí huyo

    Fernando Pessoa


  • Every man dies, not every man really lives

    William Wallace


  • Únicamente debe elegirse el atajo cuando estamos seguros de alcanzar íntegramente la meta [un hombre pleno] que buscamos en ese atajo. Y esta meta [el hombre pleno] no se podría alcanzar si al hombre no se le permitiese pecar [el atajo hacia el hombre pleno: coartar la libertad].

    Tomás de Aquino


  • He sufrido mucho en mi vida por causa de sacerdotes estúpidos, cansados, obnubilados y aun malvados; pero ahora sé lo bastante de mí como para ser consciente de que no debo abandonar la Iglesia (que para mí significaría abandonar la alianza con Nuestro Señor) por ninguno de estos motivos: debería abandonarla porque no creo...

    J.R.R. Tolkien


  • Ora posso amare, ora; Ora posso correre e giocare; Ora volo sopra le parole; Sopra tutte le persone; Sopra quella convinzione; Di avere la verita'..

    Giuseppe Povia


  • La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

    Sören A. Kierkegaard


  • El que no dice la verdad se hace cómplice de los mentirosos y falsificadores.

    Charles Péguy


  • Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

    Fernando Pessoa


  • I am the master of my fate: I am the captain of my soul.

    William Ernest Henley


  • Los discípulos de un maestro sufren mucho más que el mártir.

    Nietzsche


  • Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

    Nietzsche


  • Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.

    San Ambrosio


  • el hombre sano, el hombre pleno y el santo tienen algo en común: ser iconoclastas de sí mismos

    Plagium Ludovicus


  • Sólo hay un vicio, un vicio: vivir de té beodo / y no tocar el vino por no soltar verdades. / Sólo una cosa hay necesaria: TODO. / El resto es vanidad de vanidades.

    G. K. Chesterton


  • Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la "política"... a la Justicia y a la Caridad, está lista.

    Leonardo Castellani


  • ¡Qué tu felicidad no se rinda!

    Chicho (el peque)


  • Si tuviera que predicar un solo sermón, sería contra el orgullo.

    G. K. Chesterton


  • la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes

    Tomás de Aquino


  • Dame, Señor, el sentido del humor, para que pueda obtener algo de felicidad en esta vida y compartirla con los demás.

    Tomás Moro


  • con el número Dos nace la pena

    Leopoldo Marechal


  • El ser humano es raro. La certeza empacha, la duda genera anorexia. Sólo la verdad alimenta.

    Ludovicus


  • Web Analytics Clicky
  • RSS .

  • RSS .

    • A song on the lips
      I’ve read that our actions can change our feelings. For instance,  getting up and exercis
      grayburg
    • Morning Wood & Red Wine.
      Sleepy eyes and red wine soaked dreams, I wake up and see the early morning sunshine beam through my
      kyemack
    • I Might Have to Return ALL These Presents!
      It’s that time of year: sugar cookies, parties, cold weather, hot chocolate, ice skating, sugar, bri
      bigdoglittledoghealingarts
    • Adaptability of human beings
      We have the ability to adapt, to shape and to alter our genes in a sense. Our symbiotic relationship
      kees1992
    • Date Rape
      Date Rape October 16, 2012 I met a man in an online dating service (Senior Meetup.com) who seemed in
      caraswriting
    • Robert Bly & Choices
      I had a discussion with a psychologist earlier this year…It was quite interesting and I will s
      kachakhana
    • Insight #718
      .  “Me” is a self – engendered addiction; a fabrication requiring constant attention for a fal
      michael sean symonds
    • Developing self
      The ultimate aim of developing self is to achieve the blissful state. Easy said then done. But it is
      crakesh101
    • The Trading Casino Is Open
      Newcomers to trading our beloved/cursed stock market, especially day trading, arrive at their casino
      wallstreetpirate
    • My Own Backyard
      Bed rest is like a cross between a “staycation” and jail. Well, that’s unfair since I
      doggymatic
  • RSS Feed desconocido

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • RSS +

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.217 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: