Archivo para la categoría paranoia

Fue aprobado el DSMV. Lista de cambios.

http://g.psychcentral.com/blog/wp-content/uploads/2012/05/dsm5-apa.gif

American Psychiatric Association Board of Trustees Approves DSM-5 Diagnostic manual passes major milestone before May 2013 publication

ARLINGTON, Va. (December 1, 2012) – The American Psychiatric Association (APA) Board of Trustees has approved the final diagnostic criteria for the fifth edition of the Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5). The trustees’ action marks the end of the manual’s comprehensive revision process, which has spanned over a decade and included contributions from more than 1,500 experts in psychiatry, psychology, social work, psychiatric nursing, pediatrics, neurology, and other related fields from 39 countries. These final criteria will be available when DSM-5 is completed and published in spring 2013. Leer el resto de esta entrada »

Acerca de estos anuncios

3 comentarios

Diagnóstico diferencial entre trastorno delirante (paranoia) y esquizofrenia

 

Diagnóstico diferencial entre
trastorno delirante (paranoia) y esquizofrenia Leer el resto de esta entrada »

,

1 comentario

Diagnóstico diferencial entre reacción paranoide y brote paranoide esquizofrénico

 

Brote esquizofrénico paranoide Reacción paranoide Leer el resto de esta entrada »

,

Deja un comentario

Parafrenia

PARAFRENIAS

Se habían denominado delirios fantásticos delirios de imaginación debido a la extraordinaria riqueza productiva delirante-alucina­toria. En las clasificaciones vigentes, la para­frenia queda incluida en el grupo global de trastorno delirante. Leer el resto de esta entrada »

, ,

Deja un comentario

Psicosis alucinatoria crónica

Otras psicosis delirantes crónicas

 

En otro lugar hemos apuntado la dispari­dad de criterios que existe en la atribución nosotáxica de los delirios crónicos. Kraepelin a este respecto separó las demencias precoces (hoy esquizofrenias) de los delirios parafréni­cos y de las psicosis paranoides. Consideraba estas dos últimas como unas psicosis crónicas con la característica de que no producían ape­nas ningún deterioro de la personalidad y per­mitían de este modo la adaptación social del individuo. Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

Entrevista con el paciente paranoico II

El circuito re­lacional del paranoico se establece a menudo sobre dos pilares:

  • agresividad defensiva mani­fiesta más o menos sutilmente (a veces direc­ta y abiertamente) y
  • sumisión adherente, en­mascarada o no. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Entrevista con el paciente paranoico.

 

Ya hemos indicado que este tipo de pacien­tes no acepta fácilmente la intervención del médico o psicólogo para abordar su caso, o si lo acepta es con disgusto. Éste es el primer problema que debe tenerse en cuenta en la en­trevista con ellos. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Tratamiento del trastorno delirante.

TRATAMIENTO

En todos los casos habrá que combinar qui­mioterapia psicofarmacológica y psicotera­pia. Respecto a la modificación del entorno es preciso una valoración de cada caso, pero en general es aconsejable cierta prudencia preci­samente por la naturaleza del trastorno que confiere significados exagerados, pero apa­rentemente razonables, en algunos casos. Leer el resto de esta entrada »

6 comentarios

Diagnóstico diferencial del trastorno delirante.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

 

Reacciones paranoides

Requieren una detenida valoración de las circunstancias que han concurrido para moti­var el episodio. Deben buscarse acontecimientos relacionados con pérdida de autoes­tima o sumisión pasiva respecto a alguna si­tuación frustrante. No deben desdeñarse las consecuencias que producen ciertas enfermedades orgánicas, sobre todo si comportan al­guna limitación social notable. Su raciocinio delirante da cierta abordabilidad, a diferencia de los desarrollos paranoicos genuinos. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Evolución y pronóstico del curso del trastorno delirante (paranoia)

Los cuadros paranoicos casi nunca apare­cen antes de la edad adulta.

  • En la reacción paranoide, tal como corresponde a toda reac­ción vivencial anormal, existe una predispo­sición personal y unos factores externos de­sencadenantes, cuya conjunción genera unas manifestaciones que desaparecen tras un pe­ríodo limitado. Tanto la personalidad previa como el elemento o situación desencadenantes guardan similitud con los que se han ci­tado antes. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Eventos que desencadenan el delirio paranoico.

Tensión precipitante del delirio

 

Ya desde las primeras descripciones de la paranoia se debate la presencia de estímulos desencadenantes del delirio v sus relaciones con el tipo de personalidad predispuesta. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Folie á deux, Trastorno delirante compartido.

«Folie á deux». Se trata de un término sur­gido en el siglo xix en Francia, que se refiere a aquellos casos en que el delirio es comparti­do por 2 o más personas (folie á trois, quatre, etc.). En el DSM-IV aparece como trastorno paranoide compartido. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Características del delirio paranoico.

Delirio paranoico (paranoia)

Características

 

Los rasgos de la personalidad paranoica no siempre conducen al delirio, pero, en cambio, es frecuente que los delirios paranoicos (no confundir con esquizofrenia paranoide) se asien­ten sobre la personalidad paranoica descrita. El delirio surge a partir de un conflicto psi­coafectivo, cuya dimensión se analizará más adelante.

  • El inicio es progresivo e insidioso en el sen­tido que Jaspers denominaba desarrollo.
  • Se trata de un delirio basado en la interpreta­ción.

Su convicción pasional desborda la rea­lidad y todo se reviste de significaciones que irán incluyéndose progresivamente en su deli­rio. Sus percepciones en cuanto a estímulos exteriores son correctas, pero la representa­ción va marcada por la interpretación deliran­te. En otras palabras, la objetividad de lo per­cibido se trastorna por la subjetividad de lo registrado. Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

Paranoia. Personalidad paranoica.

Los datos de esta personalidad son notable­mente típicos y se relacionan a continuación.

Desconfianza. Es una actitud bien detecta­ble en estos sujetos. Tienen una suspicacia permanente y, a veces oculta en la apariencia de lo contrario. Poseen una creencia exagera­da de las posibilidades agresivas y conspira­doras del prójimo, y se sienten fácilmente provocados y aludidos. Presentan por todo ello una actitud distante en sus relaciones so­ciales que se vehicula básicamente en dos maneras: cortesía desmesurada y gentileza, mez­cladas con reticencia, o una agresividad ma­nifiesta directamente o disfrazada en proyec­ciones. Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios

Paranoia. Orígenes y desarrollos.

Aunque el capítulo se dedica preferente­mente a la paranoia como cuadro delirante crónico, es preciso advertir que las ideas pa­ranoides se presentan con gran ubicuidad en el ser humano. Esto puede ir relacionado con la capacidad del hombre de anticiparse a la hostilidad derivada de los demás, lo cual puede resultar adaptativo en algunas ocasio­nes, pero su persistencia e intensidad acaban siendo desadaptativas. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Paranoia. Introducción.

INTRODUCCIÓN

El término paranoia deriva del griego para, de lado, paralelo, y nous, espíritu, pensamien­to. Tal vez podría traducirse como pensa­miento paralelo o espíritu no centrado-, La primera utilización de paranoia proviene de las culturas clásicas y concretamente de Hi­pócrates, quien utilizaba este término de modo coherente con tal fundamento etimoló­gico, como veremos, alejado notablemente del uso actual. Para Hipócrates, dicho estado im­plicaba un deterioro mental extremo o lo ge­neralizaba como trastorno mental. Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

  • Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa... en la zona de promesas.

    Gustavo Cerati


  • Seguime en Twitter
  • ¡El cedro no tolera la maceta!

    Hölderlin


  • Se multiplicaron unos pequeños grupúsculoss restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé asi y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, incluso los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida.

    Cardenal Bergoglio (ahora Francisco)


  • Lo que eres habla tan fuerte, que no se te escucha lo que dices.

    R.W. Emerson


  • No es la presencia o ausencia de angustia, su calidad o incluso su cantidad lo que permite predecir la enfermedad o el equilibrio psíquico ulterior. Lo único significativo al respecto es la capacidad del Yo para dominar la angustia

    Ana Freud


  • Toda estructura narcisista necesita de alguien a quien frustrar.

    Berenstein


  • Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar.

    Antón Chéjov


  • Yo no soy un cristiano: Uds. tampoco. Pero yo sé lo que es el ser cristiano y Uds. no. Yo sé que no soy cristiano; Uds. no lo saben y se creen cristianos; y enseñan un cristianismo mitológico.

    S. Kierkegaard


  • Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una decisión heroica.

    Adolf Hitler


  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas, otra alma humana

    Carl G. Jung


  • Mira, no tengo tiempo para tales estudios (una leyenda local griega, cada uno puede remplazarla con algo de su interés objetivo....). Te diré por qué.... Antes debo conocerme a mí mismo, como dice la inscripción de Defos, y veo claramente el ridículo que significaría que yo, que aún carezco de ese conocimiento, me entregara a examinar cosas ajenas a él.

    Sócrates


  • Prefiero morir como un puma que vivir como una gallina.

    Cacique Huazihul


  • si te dibujo sin rostro es por que amo tu interior

    Miguel Mateos


  • Sometimes there's so much beauty in the worId. I feeI Iike I can't take it... and my heart... is just going to... cave in.

    American Beauty


  • Lo que hayas heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo.

    Goethe


  • Cuando señales al cielo muchos estúpidos mirarán la punta de tu dedo

    Confusio


  • Judas no nos escandaliza. Pero imaginemos que a Judas lo hubieran encubierto los Apóstoles, disimulando sus afanos o la traición, o justificandola con el argumento de que "Dios escribe derecho con líneas torcidas": eso sería escandaloso.

    Ludovicus


  • La clase de filosofía que se elige, depende por tanto de la clase de hombre que se es: pues un sistema filosófico no es un mobiliario muerto que se puede rechazar o aceptar a nuestro antojo, sino que está vivificado por el alma del hombre que lo tiene.

    Johann Gottlieb Fichte


  • Stay hungry, stay foolish.

    Steve Jobs


  • Se puede adorar al verdadero Dios como si fuera un ídolo, y a un ídolo como si fuera el verdadero Dios.

    Sören A. Kierkegaard


  • Cuando se comienza a tener la costumbre de atender a los asuntos, se desprecian todas las teorías, empleándolas, como los geómetras, no para marchar en línea recta, sino para continuar en la misma dirección.

    Napoleón Bonaparte


  • Soy hombre, nada de lo humano me será ajeno

    Terencio


  • No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.

    Dostoievski


  • sólo me encuentro cuando de mí huyo

    Fernando Pessoa


  • Every man dies, not every man really lives

    William Wallace


  • Únicamente debe elegirse el atajo cuando estamos seguros de alcanzar íntegramente la meta [un hombre pleno] que buscamos en ese atajo. Y esta meta [el hombre pleno] no se podría alcanzar si al hombre no se le permitiese pecar [el atajo hacia el hombre pleno: coartar la libertad].

    Tomás de Aquino


  • He sufrido mucho en mi vida por causa de sacerdotes estúpidos, cansados, obnubilados y aun malvados; pero ahora sé lo bastante de mí como para ser consciente de que no debo abandonar la Iglesia (que para mí significaría abandonar la alianza con Nuestro Señor) por ninguno de estos motivos: debería abandonarla porque no creo...

    J.R.R. Tolkien


  • Ora posso amare, ora; Ora posso correre e giocare; Ora volo sopra le parole; Sopra tutte le persone; Sopra quella convinzione; Di avere la verita'..

    Giuseppe Povia


  • La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

    Sören A. Kierkegaard


  • El que no dice la verdad se hace cómplice de los mentirosos y falsificadores.

    Charles Péguy


  • Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

    Fernando Pessoa


  • I am the master of my fate: I am the captain of my soul.

    William Ernest Henley


  • Los discípulos de un maestro sufren mucho más que el mártir.

    Nietzsche


  • Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

    Nietzsche


  • Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.

    San Ambrosio


  • el hombre sano, el hombre pleno y el santo tienen algo en común: ser iconoclastas de sí mismos

    Plagium Ludovicus


  • Sólo hay un vicio, un vicio: vivir de té beodo / y no tocar el vino por no soltar verdades. / Sólo una cosa hay necesaria: TODO. / El resto es vanidad de vanidades.

    G. K. Chesterton


  • Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la "política"... a la Justicia y a la Caridad, está lista.

    Leonardo Castellani


  • ¡Qué tu felicidad no se rinda!

    Chicho (el peque)


  • Si tuviera que predicar un solo sermón, sería contra el orgullo.

    G. K. Chesterton


  • la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes

    Tomás de Aquino


  • Dame, Señor, el sentido del humor, para que pueda obtener algo de felicidad en esta vida y compartirla con los demás.

    Tomás Moro


  • con el número Dos nace la pena

    Leopoldo Marechal


  • El ser humano es raro. La certeza empacha, la duda genera anorexia. Sólo la verdad alimenta.

    Ludovicus


  • Web Analytics Clicky
  • RSS .

  • RSS .

  • RSS Feed desconocido

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • RSS +

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.210 seguidores