Madres Asesinas. Mujeres que mataron a sus hijos.


El 25 de octubre de 1994, hacia las 20 horas, Susan Smith, acompañada de sus dos hijos, conduce su coche hasta el lago, lo detiene al borde de la cuesta y echa el freno de mano. No se para a pensarlo ni un momento. Poco tiempo después, baja el freno de mano y salta del coche. Michael, de 3 años, y Alex, de 14 meses, están en el interior del Mazda, que se hunde poco a poco en las negras aguas del lago.

Por Ing. Carlos Melara Del Valle

Realmente es muy difícil hablar mal de una madre, así esta no sea la de uno, pero en este artículo mí deseo no es hablar mal de ellas sino más bien lograr o tratar de descifrar con la ayuda de todos ustedes…el por qué? últimamente a nivel mundial, madres matan o asesinan a sus hijos menores de edad.

La figura de una madre siempre ha sido, la de un personaje protector, llena de amor hacia sus hijos y jamás pensar que ella en su papel de madre fuese capaz de cometer dicha atrocidad.

Existen miles de estudios dedicados a este fenómeno últimamente, los psicólogos y otros estudiosos de la materia se pelean entre sí por querer tener la razón en sus pronunciamientos. Unos dicen o están de acuerdo con el fenómeno de la ya famosa “depresión pos- parto”, otros se inclinan por ser “víctimas de violencia doméstica”, otros el alto “consumo de drogas”, y otros sin quedarse afuera se pronuncian a favor del “estrés diario” en que viven sometidas muchas de estas madres jóvenes y solteras y por último entre las causas más importantes tenemos el caso de parejas que fallan en sus relaciones diarias e intimas.

Aunque la mayoría de los psiquiatras forenses son de la opinión que si una madre mata a su o sus hijos, esta persona tiene que tener o vivir bajo una enfermedad mental.

La mano se armó de un cuchillo, un filoso cuchillo de cocina. Y la mano con el cuchillo cayó sin misericordia sobre los cuerpos de tres niños: una niña de nueve años, un niño de ocho, y otro de dos. Los tres niños murieron.

La mano de otra persona puso en marcha un auto y lo enfiló hacia las aguas de una laguna. En el auto había dos criaturitas: una de cuatro años y otra de dieciocho meses. Las dos murieron ahogadas.

Una tercera mano se armó de un palo y castigó brutalmente a una niña de nueve años de edad. Esta, también, murió bajo los golpes despiadados.

Una cuarta mano tomó a un bebé recién nacido y lo tiró, fríamente, a la basura. Cuando lo hallaron, ya había muerto.

Estas cuatro manos asesinas eran las de Dora Buenrostro, Susan Smith, Paulina Lize y Alejandra López, todas ellas madres de sus propios hijos asesinados, madres que perpetraron los siniestros.

Estos cuatro casos de madres que matan a sus hijos ocurrieron en un lapso de treinta días, y el asombro y espanto que causaron fue sin igual. Psicólogos y clérigos, educadores y científicos, jueces y policías, todos se preguntaron lo mismo: ¿Por qué? No había una respuesta lógica.

Es inconcebible que madres jóvenes, sanas, normales, con suficientes medios de vida y aparente tranquilidad, mataran a sus propios hijos. ¿Señal de los tiempos? ¿Locura general que está comenzando? ¿Rabia concentrada? ¿Problemas familiares? Quizá se deba a esto último. Lo cierto es que estas cuatro mujeres tenían problemas suscitados por el divorcio.

Los problemas matrimoniales son causa de intensa depresión, de arrebatos de ira, de deseos de venganza y de furia descontrolada. Todo eso se junta en una sola cabeza, y tal como el volcán, crece pronto y estalla.

La ira que yace en el fondo del corazón humano es como el tigre, que ahorra fuerzas en silencio para el momento del salto. Cuando esa ira salta, se vuelve ciega, irrazonable, violenta y destructiva.

Me sorprendió de sobre manera cuando me enteré hace un tiempo atrás que Lashanda Armstrong se había matado a sí misma y tres de sus cuatro hijos cuando ella condujo a propósito su automóvil hacia el río Hudson. Para algunos de nosotros todavía recordamos el caso de Andrea Yates en el que ahogó a sus cinco hijas en la bañera una por una. Es horrible pensar que una madre intencionalmente mate a sus propios hijos, pero no es raro. De hecho, los expertos dicen que esto ocurre con más frecuencia que a todos nos gustaría pensar.

Los expertos creen que estos casos ocurren por lo menos 100 veces al año, y es sorprendente que las madres son más propensas que los padres que matan a sus hijos menores de 5 años. Para muchos de nosotros, no podemos imaginar cómo una madre puede hacer tal cosa, sino que es exactamente el problema. Porque se supone que una madre tiene un fuerte vínculo con su hijo, se supone que muchas mujeres simplemente pasan por un período difícil en su vida, pero queda una buena madre. Pero hoy vemos que no siempre es el caso.

Como dije al principio de este articulo, algunas madres están mentalmente incapacitadas, muchas otras sufren, a menudo en silencio, de la depresión severa. La situación horrenda cruza las líneas de pobreza en muchos casos y es cuando ocurren estos asesinatos en todos los tipos de hogares.

La prensa mundial informa que las estadísticas exactas son difíciles de encontrar:

La búsqueda de registros precisos es casi imposible, dicen los expertos. Uno de los problemas es la clasificación: La disposición legal de estos casos es muy variable. Además, muchos casos, sin duda, no se denuncian o no se detectan, como las madres muy jóvenes que matan a sus recién nacidos por asfixia o ahogamiento en un baño después de ocultar el embarazo.

“Yo diría que una madre mata a un niño en los Estados Unidos una vez cada tres días, y eso es una estimación a la baja”, dice la profesora de la Universidad Wright State Cheryl Meyer Ph. D., J.D., co-autor de “Las madres que matan a sus hijos.”

Meyer, quien es coautor del libro junto con Michelle Oberman, entrevistó a mujeres en el Reformatorio de Ohio de la Mujer y encontró que de 1.800 mujeres en la prisión, 80 fueron encarcelados por el filicidio, o matar a un niño.

A pesar de las razones detrás de la muerte son muy variadas entre las mujeres dice la Dra. Meyer, hay un vínculo entre las madres: todas sentían un aislamiento severo:

“Estas mujeres casi siempre se sienten solas, con una total falta de apoyo emocional”, dice Lita Linzer Schwartz, profesor emérito de psicología y estudios de la mujer en la Penn State, y co-autor del libro “Niños en Peligro”.

Algunas mujeres como Andrea Yates son enfermos mentales, pero muchos otros como Armstrong están en relaciones amorosas, donde a menudo el engaño o abuso a que están sometidas, llegan a su punto de ruptura, y piensan en que va a pasar con sus hijos y cometen suicidio. Entonces se justifica que sus hijos están mejor muertos (y, presumiblemente, en el cielo) que solos en el mundo. De esta manera, ellas creen que están siendo buenas madres.

En los casos de depresión, ¿por qué es tan difícil conseguir ayuda antes de que se convierta en una situación de vida o muerte? Como está sucediendo en Costa Rica… Sobre todo porque las madres creo yo quieren que parezca que están en control, junto con el hecho de que la maternidad se supone que es un instinto natural en el que una mujer no sólo debe ser capaz de cuidar de sus hijos, sino disfrutar de ella y mantener todo unido a pesar de lo que la vida les depara. Es por eso que cada vez que una madre sale y admite que necesita ayuda, es muy positivo para nuestra sociedad, claro siempre y cuando se le dé curso a esa imperiosa necesidad de ayudarla.

Catherine Zeta-Jones admitió que estaba siendo tratada para el trastorno bipolar. Públicamente abrió la puerta para que otras madres que sufren de la enfermedad hagan lo mismo y pierdan la vergüenza.

Me parece que la comunidad médica también tiene que cavar más profundo en busca de signos de la depresión posparto. Además de las seis semanas de chequeo después de que nazca el bebé, muchas madres reciben atención de seguimiento? ¿Cuántas están sufriendo de depresión posparto y erróneamente piensan que son simplemente abrumadas por tener un bebé por primera vez? Cuando una madre se siente deprimida y agotada, ella también se siente culpable por no ser ese símbolo de imagen estática perfecta de la maternidad. Esto hace más difícil para ella en buscar ayuda porque piensa que es una mala madre al no ser feliz después del parto, así que falsifica su verdadero sentir. Y es aquí donde comienza la espiral descendente.

La tía de Armstrong dijo a la prensa que su sobrina “era una buena madre. Ella estaba pasando por algunas cosas “, dice Meyer enojada al descubrir que la gente alrededor de Armstrong nunca prestó atención a las señales de advertencia.

“Para mí esto es un caso de libro”, dice: “Esta mujer estaba completamente abrumada”. Casi siempre, usted puede encontrar gente que dice: “Sabía que algo andaba mal. Esto no salió de la nada. Yo digo la culpa también es de la gente que vio las señales y no hizo nada. Esta es su responsabilidad también.”

Muchas madres que matan a sus hijos actúan por impulso, dijo, “Ya sabía que iba a matar al bebé o no, no importaba en ese momento. Sólo querían detener la frustración”.

Meyer y Oberman, dijeron que la mayoría de las madres que matan a sus niños pertenecen en alguna forma a una de estas cinco categorías:

  • Las madres que matan por negligencia.
  • Las madres que cometen neonaticidio.
  • Las madres que matan a través del abuso.
  • Las madres asistidas o forzados a matar a su hijo.
  • Las madres que matan a propósito a su hijo.

La Dra. Meyer dijo que las enfermedades mentales a menudo son un factor muy importante con estas mujeres y es a veces relacionado con el período de embarazo o el posparto.

Las madres que matan por negligencia, dijo Meyer, a veces tienen varios hijos, se convierten en uno de los padres a una edad temprana, tienen poco apoyo social, tienen dificultades para pagar, se encuentran en la necesidad económica y han estado con un compañero que es un abusador.

“Ellas tienen demasiadas responsabilidades”, dijo Meyer. “Hay muchas personas que saben que la madre está bajo estrés, pero ninguno de ellos se acercó al plato”.

La mayoría de las mujeres que matan a sus hijos, dijo Meyer, son vistas por familiares y amigos como buenas madres. “Rara vez se les describe como malas madres. Es probable que aman a sus hijos, era el colmo.”

Ella dijo que no entendía este comportamiento hasta que entrevistó a las madres durante su encarcelamiento. “… Hace calor y están de pie en una línea de dos horas para montar el carrusel”, dijo Meyer. “Ellos ya están cansados y malhumorados. Ahora, imaginemos que usted no puede pagar sus cuentas, que están amenazando con cortar la electricidad, que no tiene transporte, que no tienen educación, no se puede utilizar un ordenador y la nevera se rompió. Tienes un bebé que llora día y noche. De repente, simplemente no puedo soportarlo más”.

Por lo que he leído sobre este importante tema que nos aqueja al mundo entero, me parece que en la mayoría de infanticidios estudiados, posteriormente las madres poseían vagos recuerdos, es decir, apenas recordaban lo que habían hecho y cuando lo hacían sentían fuertes remordimientos y se juzgaban muy duramente. De hecho, es muy difícil estudiar la psicología de una madre infanticida porque un elevadísimo porcentaje de la posible muestra, es decir, de las mujeres que realizan ese acto en el Mundo, se suicidan en los días posteriores al mismo».

En los últimos años en Costa Rica este fenómeno ha ido en aumento también pero parece que las autoridades competentes no le han puesto la atención necesaria ni requerida…hay un silencio que asombra; una complicidad y temor de familiares, amigos y vecinos; una discreción que llega al autismo social. ¿A nadie pueden recurrir un padre o una madre antes de matar a su niño? ¿No hay palabra? ¿No hay a quién dirigirla? ¿No es escuchada?

Acerca de estos anuncios
  1. #1 por adriana el 11 noviembre, 2011 - 12:19 AM

    No hay tantas Madre Teresa, eso es todo.
    Solo el amor desinteresado, la empatía, la entrega y la disponibilidad a su demanda, el anticiparse a su necesidad…curan, previenen.
    Todos los que han descripto estas situaciones lo saben, pero saberlo no soluciona nada.
    No se necesita un terapeuta, sino un hermano.
    Hoy lo normal es ser indiferente al otro. “No meterse”, no “invadir”, dejar que “se arregle solo”…para que “madure”, etc. Pretextos para racionalizar la propia impotencia de amar al semejante.Algunos hasta pretenden cobrar a estas madres para brindarles ayuda.Una ayuda recortada, mínima, sujeta a condiciones, encuadres, límites…para protejer al que “da”, de la angustia del que sufre!!. Porque poner esa distancia garantizaría la sustentabilidad del servicio.
    Por eso este mundo se cae a pedazos.
    Por eso esos “oficios” no son tales.

    • #2 por psiqueyeros el 11 noviembre, 2011 - 7:35 AM

      mmm… entonces un psicólogo no sirve para nada? es esa la idea? o me equivoco?

  2. #3 por adriana el 11 noviembre, 2011 - 8:38 PM

    La única verdad es la realidad (Perón?)

    Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la “política”… a la Justicia y a la Caridad, está lista.
    Leonardo Castellani

    Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.
    Nietzsche

    la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes
    Tomás de Aquino

    Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.
    San Ambrosio

    No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.
    Dostoievski

    ¿Cuál es el secreto de una felicidad que no ofenda, sino que ponga en pie a los que sufren? Que sea una alegría “de pobre”, una felicidad no poseída, sino compartida.
    Fuente:laermitavirtual.blogspot.com

    • #4 por psiqueyeros el 11 noviembre, 2011 - 8:50 PM

      No entiendo mucho la idea, pero suena poético….

  3. #5 por adriana el 11 noviembre, 2011 - 9:14 PM

    Los profesionalismos en general no sirven, diría, si es que me toca responder a su pregunta.
    La enormidad de una madre asesina es algo que si alguna ciencia humana lo va a rozar, si no puede abstenerse, siento que antes debiera intentar su ayuno, su oración, su llanto.Lo practica la mera naturaleza, y los cristianos tenemos nuestro Arquetipo, en el Redentor.
    Pero hoy se habla del aborto como un derecho, calcule ud. la distancia.
    Una vez escuché a un sacerdote decir que se dirigiera la oración por la familia, a los niños que han sido abortados para que no nazcan, pero que aún así podrían ellos pedir a Dios por sus padres y sus hermanos.
    Todos necesitamos el perdón, porque no sabemos lo que hacemos.
    Y así fue (y es, eternamente)la oración de Jesucristo.
    Creo que ignoramos todo, pero sentimos necesidad de actuar. Y vamos huyendo.

  4. #6 por psiqueyeros el 12 noviembre, 2011 - 7:55 AM

    Creo y asumo todo lo que dice (la parte positiva), y me cae bien, no comparto la dicotomía, no creo que sea una cosa “o” la otra, sino una cosa “y” la otra. Poniendo exactamente cada cosa en su lugar….

  5. #7 por adriana el 12 noviembre, 2011 - 3:40 PM

    Cuál es la dicotomía?
    Cuál es el lugar de cada cosa?
    Cuál es la parte positiva y cuál la negativa?
    Desde dónde?
    Gracias por sus respuestas.
    Su blog está renovado, ha mejorado, a mi parecer, muchísimo , con respecto a la presentación y contenidos anteriores.
    No estoy en facebook, y desconozco si allí las personas comentan, pero me extraña que la calidad de sus posteos acá no tengan comentarios.
    Tal vez precisamente por la calidad!…

  6. #8 por psiqueyeros el 12 noviembre, 2011 - 4:42 PM

    “No se necesita un terapeuta, sino un hermano”. Esto es una dicotomía.
    El lugar de cada cada cosa es el terapeuta en el lugar del terapeuta y el hermano en el lugar del hermano, los dos se necesitan.
    La parte positiva es todo lo que usted afirma que se necesita, la parte negativa es lo que afirma que no se necesita.
    Desde donde? Desde una mirada holística e integradora de la realidad, como decía Chesterton, lo único importante es todo.
    Gracias por sus alabanzas, sí es cierto, estoy invirtiendo más tiempo en el blog, pero escribo poco mío, me he convertido en un recopilador. Por ahora es la única opción la universidad consume la mayor parte de mi tiempo.
    Creo que la gente en general no comenta porque simplemente no le interesa. Y los que solían comentar… bueno tal vez no soy muy buen anfitrión, tal vez no he sabido mantener la tensión, la verdad que no sé, por ahora está aumentando muchísimo el tráfico de visitas veamos si llega gente nueva…

  7. #9 por karen el 27 junio, 2012 - 10:40 PM

    Me parese horrendo que una madre mate a su propios hijos le pido a dios que perdone a todas y cada una de estas mujeres

  8. #11 por abuelomisioneroniñosasesinados el 13 julio, 2013 - 11:09 AM

    Es horroroso la cantidad de páginas de niños asesinados nacidos y antes de nacer, luego criticona a las monjas y a la iglesia católica de que robaban niños, pero no mencionan los niños que están asesinando cada día nacidos y no nacidos, esos niños asesinados si hubieran sido hoy en día robando y adoptado estarían vivos aunque ellos están vivos en el cielo. Que hay tanta gente ciega y necia que culpan a Franco y a la Iglesia, no tienen vergüenza, si hubiera en España un jefe de estado como Dios manda no estaría ocurriendo. Luego critican a Afganistán a Israel si España está corrupta igual que esos países igual que los machistas asesinando mujeres también en España y los ciegos y necios aun no lo ven, dentro de 20 siglos dirán que fue la iglesia y el PP como han hecho ahora con franco y la iglesia. Están bonitos

  1. implicit

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Tarda en llegar, y al final, al final, hay recompensa... en la zona de promesas.

    Gustavo Cerati


  • Seguime en Twitter
  • ¡El cedro no tolera la maceta!

    Hölderlin


  • Se multiplicaron unos pequeños grupúsculoss restauracionistas; yo los llamo fundamentalistas. Como usted dijo, en este cúmulo de incertezas les dicen a los jóvenes: “Hacé asi y asá”. Entonces un pibe o una chica de diecisiete o dieciocho años se entusiasman, le meten para adelante en directivas de rigidez y, en verdad, les hipotecan la vida y a los treinta explotan. Porque no los prepararon para superar las mil y una crisis de la vida, incluso los mil y uno fallos que uno tiene, las mil y una injusticias que uno comete. No tienen elementos para conocer o entender lo que es la misericordia de Dios, por ejemplo. Ese tipo de religiosidad, bien rígida, se disfraza con doctrinas que pretenden dar justificaciones, pero en realidad privan de la libertad y no dejan crecer a la gente. En gran parte terminan en la doble vida.

    Cardenal Bergoglio (ahora Francisco)


  • Lo que eres habla tan fuerte, que no se te escucha lo que dices.

    R.W. Emerson


  • No es la presencia o ausencia de angustia, su calidad o incluso su cantidad lo que permite predecir la enfermedad o el equilibrio psíquico ulterior. Lo único significativo al respecto es la capacidad del Yo para dominar la angustia

    Ana Freud


  • Toda estructura narcisista necesita de alguien a quien frustrar.

    Berenstein


  • Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás, enseñar.

    Antón Chéjov


  • Yo no soy un cristiano: Uds. tampoco. Pero yo sé lo que es el ser cristiano y Uds. no. Yo sé que no soy cristiano; Uds. no lo saben y se creen cristianos; y enseñan un cristianismo mitológico.

    S. Kierkegaard


  • Y del mismo modo que de cien cabezas huecas no se hace un sabio, de cien cobardes no surge nunca una decisión heroica.

    Adolf Hitler


  • Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas, pero al tocar un alma humana sea apenas, otra alma humana

    Carl G. Jung


  • Mira, no tengo tiempo para tales estudios (una leyenda local griega, cada uno puede remplazarla con algo de su interés objetivo....). Te diré por qué.... Antes debo conocerme a mí mismo, como dice la inscripción de Defos, y veo claramente el ridículo que significaría que yo, que aún carezco de ese conocimiento, me entregara a examinar cosas ajenas a él.

    Sócrates


  • Prefiero morir como un puma que vivir como una gallina.

    Cacique Huazihul


  • si te dibujo sin rostro es por que amo tu interior

    Miguel Mateos


  • Sometimes there's so much beauty in the worId. I feeI Iike I can't take it... and my heart... is just going to... cave in.

    American Beauty


  • Lo que hayas heredado de tus padres, adquiérelo, para poseerlo.

    Goethe


  • Cuando señales al cielo muchos estúpidos mirarán la punta de tu dedo

    Confusio


  • Judas no nos escandaliza. Pero imaginemos que a Judas lo hubieran encubierto los Apóstoles, disimulando sus afanos o la traición, o justificandola con el argumento de que "Dios escribe derecho con líneas torcidas": eso sería escandaloso.

    Ludovicus


  • La clase de filosofía que se elige, depende por tanto de la clase de hombre que se es: pues un sistema filosófico no es un mobiliario muerto que se puede rechazar o aceptar a nuestro antojo, sino que está vivificado por el alma del hombre que lo tiene.

    Johann Gottlieb Fichte


  • Stay hungry, stay foolish.

    Steve Jobs


  • Se puede adorar al verdadero Dios como si fuera un ídolo, y a un ídolo como si fuera el verdadero Dios.

    Sören A. Kierkegaard


  • Cuando se comienza a tener la costumbre de atender a los asuntos, se desprecian todas las teorías, empleándolas, como los geómetras, no para marchar en línea recta, sino para continuar en la misma dirección.

    Napoleón Bonaparte


  • Soy hombre, nada de lo humano me será ajeno

    Terencio


  • No puedo tolerar a las personas honradas a las que uno no puede acercarse sin miedo.

    Dostoievski


  • sólo me encuentro cuando de mí huyo

    Fernando Pessoa


  • Every man dies, not every man really lives

    William Wallace


  • Únicamente debe elegirse el atajo cuando estamos seguros de alcanzar íntegramente la meta [un hombre pleno] que buscamos en ese atajo. Y esta meta [el hombre pleno] no se podría alcanzar si al hombre no se le permitiese pecar [el atajo hacia el hombre pleno: coartar la libertad].

    Tomás de Aquino


  • He sufrido mucho en mi vida por causa de sacerdotes estúpidos, cansados, obnubilados y aun malvados; pero ahora sé lo bastante de mí como para ser consciente de que no debo abandonar la Iglesia (que para mí significaría abandonar la alianza con Nuestro Señor) por ninguno de estos motivos: debería abandonarla porque no creo...

    J.R.R. Tolkien


  • Ora posso amare, ora; Ora posso correre e giocare; Ora volo sopra le parole; Sopra tutte le persone; Sopra quella convinzione; Di avere la verita'..

    Giuseppe Povia


  • La puerta de la felicidad se abre hacia dentro, hay que retirarse un poco para abrirla: si uno la empuja, la cierra cada vez más.

    Sören A. Kierkegaard


  • El que no dice la verdad se hace cómplice de los mentirosos y falsificadores.

    Charles Péguy


  • Pertenezco, sin embargo, a esa especie de hombres que están siempre al margen de aquello a lo que pertenecen, no ven sólo la multitud de la que son, sino también los grandes espacios que hay al lado.

    Fernando Pessoa


  • I am the master of my fate: I am the captain of my soul.

    William Ernest Henley


  • Los discípulos de un maestro sufren mucho más que el mártir.

    Nietzsche


  • Las convicciones son más peligrosos enemigos de la verdad que las mentiras.

    Nietzsche


  • Toda verdad, quienquiera que la diga, proviene del Espíritu Santo.

    San Ambrosio


  • el hombre sano, el hombre pleno y el santo tienen algo en común: ser iconoclastas de sí mismos

    Plagium Ludovicus


  • Sólo hay un vicio, un vicio: vivir de té beodo / y no tocar el vino por no soltar verdades. / Sólo una cosa hay necesaria: TODO. / El resto es vanidad de vanidades.

    G. K. Chesterton


  • Si la Iglesia no practica la honradez, está perdida; Si la Iglesia atropella la persona humana, está perdida; Si la Iglesia suplanta con la Ley, la norma, la rutina, la juridicidad y la "política"... a la Justicia y a la Caridad, está lista.

    Leonardo Castellani


  • ¡Qué tu felicidad no se rinda!

    Chicho (el peque)


  • Si tuviera que predicar un solo sermón, sería contra el orgullo.

    G. K. Chesterton


  • la humildad es el fundamento y la conservación en su ser de todas las demás virtudes

    Tomás de Aquino


  • Dame, Señor, el sentido del humor, para que pueda obtener algo de felicidad en esta vida y compartirla con los demás.

    Tomás Moro


  • con el número Dos nace la pena

    Leopoldo Marechal


  • El ser humano es raro. La certeza empacha, la duda genera anorexia. Sólo la verdad alimenta.

    Ludovicus


  • Web Analytics Clicky
  • RSS .

  • RSS .

  • RSS +

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.198 seguidores

%d personas les gusta esto: